El euro sigue exprimiendo la cautela de la Fed sobre la inflación e intenta poner rumbo a los 1,20 dólares

24/11/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
IDR 8,76 EUR 1,74% Operar
IAG 6,91 EUR 1,50% Operar
FER 18,04 EUR 0,92% Operar
ENG 25,71 EUR 0,74% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

En su cruce contra el dólar ha dibujado un estrecho rango en las últimas horas, a causa del escaso volumen por Acción de Gracias.
La libra, muy pendiente de la oferta de May en Bruselas sobre la factura del Brexit. El 'billete verde', camino de cerrar con pérdidas una semana difícil.
El euro está inmerso en su tercera jornada consecutiva de ganancias contra un dólar presionado frente a todos sus rivales. La moneda comunitaria encontró razones el jueves en la solidez de los datos macroeconómicos y en que las actas del Banco Central Europeo certificaron que ”una amplia mayoría de miembros (del Consejo de Gobierno) apoyó" la propuesta de reducir a partir de enero las compras de deuda, para consolidar su avance.
Así acumula una subida de poco más un 1% desde el martes, hasta el récord de casi 10 días de este jueves en los 1,1859. Según Michael Hewson, analista de CMC Markets, la ‘divisa compartida’ se prepara desde aquí para asaltar el máximo mensual en los 1,1880 dólares que, de superar con claridad y en precios de cierre, dejaría al euro/dólar listo para prolongar su figura hasta los 1,2000 dólares. Los analistas seguirán con atención el dato del IFO alemán, que “dada la fortaleza del PMI del mes de octubre sería una sorpresa si no repuntara desde los datos del último mes”, comenta el experto.

Atrás quedan las consecuencias de la crisis política que se ha desatado en Alemania, al menos por el momento. El euro arrancaba la semana digiriendo el impacto del fracaso de las negociaciones entre la CDU de la canciller Angela Merkel con los liberales y Los Verdes para formar una coalición del Gobierno en Alemania. Sin embargo, pasada la reacción inicial, Hewson ve poco probable que acabe dejando cualquier efecto en la economía, a pesar de que la situación de estancamiento persista en 2018.

LA DEBILIDAD DEL DÓLAR SE MANTIENE

Pero el auge del euro se debe fundamentalmente a la oleada de ventas que asolaron a su rival estadounidense tras la publicación de las actas de la Reserva Federal. Si bien el documento no arrojó dudas sobre el incremento de tasas de interés en diciembre, proyecto nubarrones sobre la senda que seguirá la política monetaria del regulador estadounidense en los siguientes 12 meses.

El énfasis en la baja inflación que exhibieron varios miembros del Comité de Política Abierta del banco central que todavía preside Janet Yellen, provocó la desconfianza entre los inversores de que el ritmo de la normalización monetaria se mantenga en 2018. Y la presión de los bajistas en el ‘billete verde’ persiste.

El índice dólar, que rastrea a la unidad estadounidense contra una canasta de seis monedas principales rivales, cayó un 0,1% hasta los 93,156 puntos, con lo que acumula una caída de un 0,5% en menos en la semana. Frente al yen, se ha ubicado en los 111,33 yenes, alejándose del mínimo de dos meses del jueves en los 111,07 yenes, aunque acumula un declive de un 0,6% en la semana.

Según expertos de Daiwa Securities, el dólar ha recibido el impacto del cierre de posiciones de finales de mes antes de tiempo, debido a la festividad de Acción de Gracias y a una oleada de toma de beneficios de sus apuestas alcistas. “Esto ha mantenido al dólar bajo presión”, señalan.

LA LIBRA VUELVE A ENFOCARSE EN EL BREXIT

La libra esterlina, por su parte, no ha logrado consolidarse por encima de los 1,33 dólares y se ubica en as inmediaciones de los 1,3298 dólares. Aunque acumula ganancias de un 0.7% contra sus rival de EEUU en la semana, ha vuelto a notar la garra del Brexit. Los operadores extreman la cautela antes de la visita de la primera ministra británica, Theresa May, a Bruselas.

El punto caliente de la reunión será ver si finalmente May ofrece a los negociadores de la Unión Europea (UE) un incremento de la factura del divorcio lo suficientemente suculento como para satisfacer a los 'Veintisiete' con el fin de asegurar un acuerdo en diciembre. Se especula con que elevará la suma de lo que Reino Unido está dispuesto a asumir a 40.000 millones de euros, frente a los 60.000 que sigue reclamando la UE.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados