El dólar, tranquilo entre la reforma fiscal de Trump y la Fed

03/11/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CIE 26,94 EUR 2,36% Operar
AMS 71,80 EUR 1,10% Operar
IAG 7,57 EUR 0,61% Operar
ACS 35,70 EUR 0,22% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Los operadores esperan el informe de empleo de EEUU de este viernes.
El mercado decidió enfocarse en las dificultades del plan tributario de Trump en el Congreso y el dólar se vio limitado. La libra se mantiene alrededor de los 1,3050 dólares y de las 0,8950 libras contra el euro.
Los acontecimientos desarrollados en la tarde del jueves en EEUU, la designación de Jerome Powell como el nuevo presidente de la Reserva Federal (Fed) y la presentación del plan fiscal de Donald Trump, pasaron sin pena ni gloria para los inversores en el mercado de las divisas. En su lugar, se centraron en las posibles dificultades de la reforma tributaria en el Congreso y decidieron esperar el informe de empleo estadounidense de este viernes para proseguir con las subidas del dólar.
De hecho, la operativa del ‘billete verde’ se ha visto debilitada en las últimas horas, después de que los republicanos en la Cámara de Representantes de Estados Unidos lanzaran propuestas para revisar el código tributario.

Mientras el contenido del plan en sí no defraudó, el trámite en el Congreso, que dista de ser sencillo, arroja serias dudas entre los inversores. “Si bien el contenido de las reformas impositivas parece positivo para el dólar, aún existe incertidumbre sobre cuán rápido se puede implementar”, ha señalado Stephen Innes, jefe de operaciones en Asia-Pacífico de Oanda en Singapur. “Podría ser un proceso bastante extenso", ha añadido Innes.

De hecho, el dólar alcanzó un mínimo contra el yen en los 113,500 yenes este jueves, desde donde se ha recuperado hasta los 113,892 yenes, mientras el volumen de operaciones es menor de lo habitual en Asia, ya que los mercados en Japón permanecen cerrados por vacaciones. El índice que mide el desempeño de la moneda estadounidense contra una cesta de seis divisas rivales, por su parte, se ha recuperado desde el mínimo de una semana alcanzado ayer en los 94,411 puntos.

La otra noticia que podría haber alentado a los operadores, el nombramiento de Powell como el sucesor de Janet Yellen al frente de la Fed, no dejó repercusiones, ya que era una noticia largamente esperada.

El euro, por su parte, se ha mantenido estable alrededor de la franja de los 1,1650 dólares, inmerso en el movimiento de consolidación que ha dibujado en las últimas sesiones. Expertos de Danske Bank indican que el cruce se mantendrá en rango entre los 1,1479 dólares y los 1,1880 dólares hasta finales de año.

LA LIBRA, PRESIONADA A LA BAJA

La otra gran protagonista de la jornada es la libra, después de la subida de tipos de interés del Banco de Inglaterra, de 25 puntos básicos. La moneda ha frenado el desplome del jueves alimentado por el mensaje de calma que envió el Gobernador del banco central británico, pero se mantiene alrededor de los 1,3050 dólares y de las 0,8950 libras contra el euro.

Ha sido el primer incremento de tasas en una década. Y, tal y como se esperaba, será un caso aislado. “El Banco de Inglaterra se encontraba en una situación difícil, dado que la inflación está por encima del objetivo del 2% y es probable que el crecimiento disminuya en los próximos trimestres”, indica Hussein Sayed, analista de FXTM. Y ha optado por "dejar claro que no tiene planes de embarcarse en un ciclo de aumento de las tasas", explica Kathleen Brooks, analista de Gain Capital.

"El Banco puede haber subido las tasas, pero la perspectiva es prudente y francamente débil con respecto a la fortaleza de la economía del Reino Unido", señala la analista de Gain Capital. Resalta Brooks también la divergencia entre el BoE y la Fed, ya que parece que la entidad pilotada por Carney no seguirá al banco central estadounidense y "se embarcará en un ciclo de alza de tasas prolongado en el tiempo".

Por tanto, concluye que esta subida no es más que "una mera corrección de la de decisión de emergencia tomada después de la votación Brexit el año pasado, motivo del desplome de la libra", argumenta la analista, que prevé que el cable (libra/dólar) pueda seguir drenando sus ganancias de los últimos dos meses y regresar a niveles por debajo de los 1,30 dólares. El euro/libra, por su parte podría volver a visitar los 0,90 libras.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados