Aviso de los empresarios: la crisis catalana golpea a la demanda en el sector servicios

05/12/2017
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MEL 8,72 EUR 2,83% Operar
TRE 22,50 EUR 1,67% Operar
ANA 78,44 EUR 1,32% Operar
BKT 7,68 EUR 1,29% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

El PMI servicios muestra una expansión de la actividad en noviembre, aunque menos que en meses anteriores.
Aun así, se aceleró la creación de nuevos puestos de trabajo por segundo mes consecutivo. Los encuestados señalan que la incertidumbre política redujo la demanda en el mes.
Los datos son tozudos. La crisis política catalana aún no se deja ver en las variables de producción, pero sí en las de pedidos o flujos, que son las que marcan el futuro de la capacidad económica de una industria. Así lo muestra el PMI servicios de la consultora Markit, que refleja un aumento de la actividad pero con preocupaciones sobre la demanda.
El PMI se situó en 54,4 puntos en noviembre en España. Este indicador recoge las respuestas de los gestores de compras de las empresas. Cuando supera los 50 puntos implica un crecimiento de la actividad, mientras que por debajo de ese umbral supone una contracción. El índice muestra por lo tanto una expansión sólida en noviembre, aunque al menor ritmo desde enero y levemente por debajo de los 54,6 puntos de octubre. También es inferior a los 55,1 puntos proyectados por el consenso de analistas de Reuters.



El dato de Markit es el primero que se conoce todos los meses sobre el sector que más peso tiene en la economía española -y también en la catalana-. "El sector servicios español continuó creciendo sólidamente en noviembre, aunque los ritmos de expansión de la actividad comercial y de los nuevos pedidos se ralentizaron de nuevo", resume Markit. En cualquier caso, mantiene su crecimiento y acumula alzas durante los últimos 49 meses.

La nota negativa llega desde Cataluña, lo que ya es una constante en las estadísticas económicas conocidas tras el referéndum ilegal del 1 de octubre. Aunque el índice no muestra resultados por comunidades y no se puede achacar la desaceleración a la crisis política, en las compañías hay cierto temor: "Algunos de los encuestados comentaron que la incertidumbre política en Cataluña redujo la demanda", explica el informe. Asimismo, "algunos encuestados informaron que la actividad disminuyó debido a la incertidumbre política en Cataluña", añade. Esta incertidumbre también provocó que el sentimiento empresarial cayera por segundo mes consecutivo. Pese a ello, las previsiones son de aumentos de la actividad durante los doce próximos meses.

AUMENTO DE LOS COSTES

En cualquier caso, los tres grupos cubiertos por el estudio registraron un aumento de la actividad, especialmente en transportes y almacenamientos y también en la intermediación financiera. "Las empresas informaron que el aumento de los nuevos pedidos fue el principal factor que impulsó la actividad y la contratación de más comerciales ayudó a captar nuevos pedidos", dice el estudio. Mientras que los nuevos pedidos siguieron una tendencia similar, con una ralentización del crecimiento por segundo mes consecutivo hasta el aumento más débil del año. Por su parte, los pedidos de realización se incrementaron "modestamente" en noviembre, gracias al aumento de los nuevos pedidos. "No obstante, el ritmo de acumulación disminuyó hasta su mínima de tres meses", insiste Markit.

En contraste con la incertidumbre por la crisis catalana o la desaceleración del crecimiento de la actividad, hubo un incremento del ritmo de aumento del empleo. De hecho, la creación de nuevos puestos de trabajo fue la más fuerte desde el mes de agosto, acumulando 38 meses de alzas, y se produjo en todos los sectores. Especialmente en el segmento de la intermediación financiera.

Las empresas contrataron más y, además, soportaron un aumento de los costes. La tasa de inflación en este sentido fue la más grande desde marzo de 2011, por culpa principalmente del encarecimiento del petróleo o por la sequía, que se transmiten a los precios del combustible y de las energías. La hostelería y el transporte sufrieron el mayor incremento de los costes. En línea con ello, también subieron los precios cobrados, aunque de forma más moderada.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados