Las CCAA pagan 4.000 millones menos en intereses pese a elevar su deuda pública

09/05/2017
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CIE 23,14 EUR 2,75% Operar
IAG 6,42 EUR 1,77% Operar
MAP 2,58 EUR 1,77% Operar
VIS 63,20 EUR 1,77% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Las comunidades autónomas han reducido su agujero fiscal. Pero sus cuentas están lejos de haber disipado su vulnerabilidad financiera, ya que en la última década han cerrado con déficit público todos los años. La mejoría de 2016, con un menor saldo negativo, se debe a las mejores condiciones otorgadas por el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Estas son las conclusiones de Ángel de la Fuente, director ejecutivo de Fedea, en un informe en el que repasa la contabilidad regional durante los últimos años. El estudio ‘Las finanzas autonómicas en 2016 y entre 2003 y 2016’ explica que “las cuentas regionales todavía no han superado por completo los efectos de la crisis y continúan presentando factores significativos de vulnerabilidad”.

Los gobiernos regionales cerraron 2014 en conjunto con un déficit público de 18.500 millones de euros, que en 2015 se elevó hasta los 18.687 millones y en 2016 disminuyó hasta los 9.155 millones de euros, el 0,82% del PIB (ver gráfico a continuación). El experto explica que la mejora del saldo presupuestario regional “procede en buena parte de una fuerte caída de las partidas de inversión desde niveles que ya eran insosteniblemente bajos”.



Fuente: Fedea. CN es contabilidad nacional, y CP es contabilidad presupuestaria



Asimismo, hay dos factores atípicos o “no sostenibles” que influyen en esta evolución. Por una parte la liquidación del sistema de financiación correspondiente a 2014, que “ha sido muy favorable para las autonomías”. En segundo lugar, destaca “un nivel de gasto en intereses que, tras la fuerte reducción de 2015, se mantiene muy bajo en relación al stock de deuda gracias a las favorables condiciones financieras que en estos años ofrecen el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y los demás mecanismos estatales de liquidez”.

En este sentido, el gasto en intereses de la deuda ha pasado de representar 8.100 millones en 2014 hasta los 4.419 millones de 2015 y los 4.397 millones de 2016. Es decir, en apenas dos años la partida se reduce casi hasta la mitad, pese al incremento del stock de deuda autonómica, que alcanzó el 24,9% del PIB en 2016, según el Banco de España. Los cerca de 4.000 millones menos (la reducción de la factura es de 3.703 millones) se producen gracias a que las autonomías apenas han acudido al mercado y el Estado, a través del FLA, se ha convertido en su principal acreedor.

Esta situación permite paradojas económicas como que Cataluña, con una calificación crediticia de bono basura, asuma un coste menor por financiarse que Estados Unidos, país que exhibe una triple A en su rating. Ya el pasado año la deuda autonómica adquirida por el Estado alcanzó un máximo histórico del 49%. En el caso de la Generalitat de Cataluña, el porcentaje se eleva hasta el 68,9%, mientras que también destacan el 72,7% de Castilla-La Mancha, el 71,3% de Andalucía, o el 70% de Baleares.

GASTO "PROCÍCLICO"

De la Fuente explica que el comportamiento del gasto público regional ha sido “extramademente procíclico”. La variable ha registrado fuertes crecimientos durante el periodo de expansión seguidos de profundos recortes en la crisis, “aunque con un cierto desfase, y de una ligera recuperación en los últimos años analizados”, señala el experto. Esta evolución destierra el efecto automatizador sobre los ciclos económicos del gasto público que defienden algunos economistas.

En los últimos años, eso sí, “el patrón resulta un tanto engañoso y cambia significativamente cuando las cifras se analizan con atención”. En 2015 hubo un estancamiento del déficit por la debilidad “técnica” de los ingresos autonómicos debido a “la inercia de las entregas a cuenta del sistema de financiación autonómica en momentos de cambio de ciclo”. Mientras que el año pasado, el director ejecutivo de Fedea concluye que ocurrió lo contrario, con un fuerte descenso del déficit por la desaparición de impactos atípicos en el gasto y una liquidación “muy favorable del sistema de financiación autonómica”.

No obstante, el factor

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados