Inversores bajistas

Los inversores bajistas o cómo entender las posiciones cortas

12/06/2017

La CNVM ha anunciado la prohibición de generar nuevas posiciones cortas en Liberbank, ¿sabes qué significa?

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MEL 3,77 EUR 2,11% Operar
SGRE 22,67 EUR 1,25% Operar
CLNX 54,30 EUR 0,93% Operar
CIE 15,29 EUR 0,72% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redacción

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha anunciado la prohibición de generar nuevas posiciones cortas en Liberbank. ¿Qué significan posiciones cortas? Vamos a explicar de una forma sencilla esta forma de invertir de la que tanto se está hablando y que coloquialmente también se dice “ponerse corto en un valor”.

¿Qué son las posiciones cortas o ponerse corto?

Ponerse corto o con posiciones cortas significa apostar/invertir por la caída de un valor. En bolsa lo normal es que un inversor invierta en una acción pensando que va a subir (posición alcista o larga).

Sin embargo, existen formas de invertir que permiten también apostar por la caída de un valor, divisa o índice. Esta forma de invertir se llama abrir posiciones cortas, ponerse corto en un valor o invertir a la baja. Se utiliza, además de para invertir a la baja, para proteger una inversión cuando ven demasiada volatilidad o simplemente quieren reducir riesgos porque sea una inversión más o menos importante. Es decir, se puede estar invirtiendo por una subida, pero a la vez protegerse por si baja.

¿Cómo funciona invertir a la baja?

A través de un banco o bróker que permita esta operativa, se vende un activo que uno no tiene en su cartera –las compra a crédito a un broker–, con la idea de que el precio va a bajar, que las comprar en un futuro a un nivel más bajo y devolverlas (cerrar la posición). Conviene también saber que este tipo de operaciones se suelen realizan a corto plazo o por un breve periodo de tiempo, especialmente entre particulares. De hecho, muchos operan de esta forma en intradia.

Por ejemplo, compra a crédito acciones de una empresa que cotizan a 5 euros pensando que van  a bajar a 3 euros/acción. En este caso, el inversor ganaría la diferencia entre el precio al que vendió los activos y el precio que pagó para comprarlos después (2 euros de ganancia por acción).

¿De dónde proceden las acciones para invertir a corto?

Proceden de otros accionistas que tienen acciones de forma más o menos estables y que permiten a los bancos donde las tienen depositadas que las presten (como si fuera un “alquiler”). A cambio reciben del banco un tipo de interés.

Es decir, resumiendo todo tenemos:

  1. Unos accionistas que prestan sus acciones al banco o bróker a cambio de un tipo de interés.
  2. Una entidad que tiene esos títulos depositados y permite a otros clientes que operen con ellos a la baja si piensan que va a bajar su precio en bolsa.
  3. Unos inversores que operan de esta forma.

Riesgos de operar a corto

El inversor está obligado a devolver las acciones y cerrar la posición. Así, si la estrategia falla y la cotización sube, el inversor tendrá que  recomprar los títulos en el mercado más caros para devolverlos al prestamista, con la consiguiente pérdida, que dependerá del volumen de la subida.

Invertir a corto como cobertura

También es utilizada este tipo de inversión como mecanismo de cobertura de una posición larga o alcista. Por lo tanto, sirven para proteger otra inversión. ¿Cómo? El inversor toma una posición corta para cubrir el riesgo de que su apuesta alcista falle. Permite compensar la caída de la acción en la que se ha invertido con la plusvalía generada con la venta de su posición corta. En este caso, la operativa no es tanto especulativa, sino que está pensada para minimizar el riesgo de la inversión.

Para consultar las posiciones cortas abiertas de un valor, la CNMV tiene en su web una sección específica en la que puede buscar y conocer las posiciones cortas abiertas en un valor.

¿Qué tipo de inversores lo hacen?

Este tipo de inversión es una práctica habitual de los hedge fund, fondos de gestión alternativa o inversores de alto riesgo. Pueden invertir en cualquier tipo de activo financiero, seguir la estratega de inversión que consideren más apropiada e incluso a veces la combinan con una operativa a crédito que les permite endeudarse cuatro o cinco veces el valor de su activo y multiplicar su inversión.

Los grandes poseen potentes vehículos para jugar contra las cotizaciones de las acciones, las divisas o las materias primas. No siempre son bien vistos por  los inversores minoritarios –generalmente se les tilda de especuladores– pero hay quien defiende que los bajistas aportan liquidez al sistema ya que si hay inversores bajistas,  habrá más gente a la que poder comprar y vender acciones.

En el bróker Bankinter tiene la opción de invertir a crédito como a corto. Se trata de una inversión especial y de alto riesgo, por lo que le recomendamos un conocimiento detallado de su funcionamiento y que consulte a su gestor cualquier duda.

Descubrir el servicio operativa a crédito de Bankinter

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados