¿Por qué el dólar no se cree a una Yellen que despliega sus alas de halcón?

15/06/2017
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MTS 25,66 EUR 2,62% Operar
SGRE 12,26 EUR 2,60% Operar
TRE 28,02 EUR 2,56% Operar
IAG 7,84 EUR 2,11% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 15 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- Sorpresa en los mercados después del anuncio de la Reserva Federal de los EEUU (Fed) que se mostró claramente dispuesta a proseguir con la normalización de su política en todos sus frentes. El banco central cumplió con las expectativas de subida de tipos, dejó el camino completamente despejado para acometer el tercer incremento de tasas proyectado este 2017 y reveló sus planes para reducir su abultado balance de 4,5 billones de dólares. Aún así, el dólar, que protagonizó una reacción inicial, recuperando terreno contra el euro y el yen, no ha logrado proseguir con su rally de corto plazo. La razón es el escepticismo que las palabras de la presidente del supervisor levantó entre los inversores que no creen que sea capaz de cumplir con estos objetivos.

“Yellen se puso del lado de los halcones y presentó un discurso valiente en el que destacó los avances en el mercado laboral y la economía e, inesperadamente, ofreció claridad en la maniobra de la Fed para reducir su balance, pero los operadores simplemente no se la creyeron”, señala Kathy Lien, fundadora de BK Asset Management. En cuanto al último punto, la presidente de la Fed ha anticipado que el primer paso consistirá en ir "reduciendo la reinversión" del dinero procedente del vencimiento de los títulos que tiene ahora en su cartera. Hasta ahora, sigue dedicando todo ese dinero a la compra de títulos, de ahí que el balance no adelgace pese a que la última ronda de expansión cuantitativa, el QE3, finalizó en 2014.

Pero no fue suficiente. De hecho, hasta fue demasiado, señala Stephen Innes de Market pulse. “Teniendo en cuenta el pesimismo que se ha instalado en los mercados sobre la capacidad del banco central de cumplir con lo prometido, los operadores dan señales de que el mensaje demasiado confiado de Yellen se les ha atragantado y hay escasas posibilidades de que giren las tornas para el dólar”, arguye el experto. La duda que sigue pesando entre los inversores, según Innes es “que la economía de los EEUU no esté funcionando al nivel de rendimiento necesario ni que la inflación marche al ritmo adecuado como para que se justifiquen las expectativas actuales de un aumento más del precio del dinero de los miembros del Comité Abierto de Política Monetaria (FOMC por sus siglas en inglés)”.

Las previsiones de los miembros de la Fed confirman que hay espacio para subir los tipos una vez más en 2017. Ocho de sus integrantes sitúan los intereses a final de año en el 1,25-1,5%; cuatro, en el 1,5-1,75%; y otros cuatro en el 1-1,25% en el que están vigentes desde hoy. Para el próximo año, los miembros prevén hasta tres subidas más de los tipos de interés. De este modo, llegarían al 2-2,25%.

EL DÓLAR, PRESIONADO POR LOS DATOS MACROECONÓMICOS…

Pero ante estas proyecciones, se contrapone la realidad que evidencia Michael Hewson, analista de CMC Markets y es la rebaja de la perspectiva sobre la inflación de este 2017 del 1,9% al 1,6% -aunque se mantienen las de 2018 y 2019 en el 2%-. De hecho, la razón principal para que el dólar no reaccionará con una mayor subida contra sus rivales es que horas antes los débiles datos de inflación de EEUU confirmaron el cuarto declive consecutivo en los precios subyacentes, motivo suficiente como para empezar a considerarlo una “tendencia”, señala el experto.

De hecho la mayor reacción que mostró el ‘billete verde’ durante la jornada del miércoles se produjo después de la publicación de los precios al consumo y de ventas al por menor, mucho menores de lo esperado por el mercado. El IPC subyacente se incrementó al 1,7% interanual en mayo, cayendo al ritmo más bajo de los dos últimos años. La ventas en el dólar no se hicieron esperar y el billete verde cedió a mínimos semanales contra el euro y el yen. Las caídas se frenaron en los mínimos anuales contra la ‘moneda única’, en ls inmediaciones de los 1,1280 dólares y contra el yen se depreció hasta las 109,500 unidades. Después de la Fed, el dólar no hizo más que

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados