La deuda subordinada de Liberbank se contagia de la crisis del Popular

28/06/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MRL 12,50 EUR 3,14% Operar
TRE 26,36 EUR 1,78% Operar
COL 9,50 EUR 1,60% Operar
SAN 4,73 EUR 1,42% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Las consecuencias en el mercado de la resolución de la crisis del Banco Popular están cercadas a Liberbank. Tanto a sus acciones, pese al alivio que supuso la prohibición de cortos, como en su deuda subordinada. De hecho, el castigo sobre el precio de estos bonos es mayor.

En concreto, en los dos últimos meses han pasado de cotizar a la par a hacerlo en torno al 65% del valor nominal, según los datos actualizados hasta este martes por FactSet. Algo que no ocurre con el resto de entidades financieras españolas o europeas de mayor tamaño. “En el caso del pequeño banco español Liberbank, sin embargo, los bonos AT1 (deuda subordinada) cayeron ligeramente unos pocos días después de la resolución del Popular”, señala un estudio de Moody’s sobre el comportamiento de este tipo de deuda anticrisis en las últimas tres semanas.

La agencia de rating muestra la evolución de los bonos en los últimos meses. Especialmente, trata de ver si ha habido efecto contagio de la crisis del Popular. El banco que presidía Emilio Saracho fue declarado “inviable” por el Mecanismo Único de Supervisión (MUS, órgano integrado en el Banco Central Europeo), con lo que la Junta Única de Resolución (SRB, por sus siglas en inglés) decidió una subasta que ejecutó el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) con la que se adjudicó al Santander por en euro.

En este proceso, los bonos contingentes convertibles (CoCOs) y los instrumentos de deuda subordinada (AT1) se transformaron en acciones. Un total de 2.000 millones de euros perdidos por parte de los inversores, ya que con el modelo de intervención ‘bail in’ los bonistas de más riesgo y los accionistas lo perdieron todo.

Lo anterior ocurrió el 6 de junio, después de que se precipitaran los acontecimientos con la huida de depósitos. Pero los inversores empezaron a vender estos títulos de deuda anticrisis mucho antes. En concreto, desde que en la Junta de Accionistas del 10 de abril Saracho reconoció que estaban “cortos de capital”.

Las caídas también se produjeron en Liberbank -tiene títulos al 5% y al 7% que vencen en 2018-, donde el mercado de renta fija ha tenido sus dudas a la vez que con el Popular. Los bonos de deuda subordinada del banco surgido de las antiguas cajas de Asturias, Cantabria, Extremadura y Castilla-La Mancha han sufrido una leve corrección desde entonces, aunque la mayor parte de las pérdidas corresponde a los días posteriores al fin del Popular.

El comportamiento fue similar al de las acciones. El banco se hundió un 41% en la semana en la que se resolvió la crisis del Popular. La prohibición de nuevas posiciones cortas por parte de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) incentivó un rebote del 41,18%. Desde ese momento, cae un 15% adicional hasta el cierre de este martes -hoy se dispara un 5%-. El retroceso en el acumulado del año alcanza el 15%, con el que su capitalización bursátil disminuye hasta los 760 millones de euros.

El impacto del Popular sobre la deuda anticrisis no se observa en otros bancos. “Los precios de las grandes entidades españolas como BBVA, Sabadell, Bankinter y también Banco Santander no se han movido significativamente”, explica Moody’s en el informe (ver gráfico). La agencia de rating explica que los CoCos “están diseñados para absorber las pérdidas antes de que falle el banco, y en este sentido cumplieron con su competido”. Sin embargo, “fue el primer colapso de deuda AT1 en Europa”, añade.

UN PRECEDENTE PARA LA DEUDA SUBORDINADA

“La distinción entre bonos Tier 1 (CoCos); Tier2 (Subordinados); e, incluso, la nueva deuda senior (Senior non preferred) es muy leve”, explican Antonio Aspas y Rafael Valera, socios de Buy & Hold. Una conclusión que corrobora Moody’s en su análisis: “Creemos que el evento es neutral para el mercado de CoCos, pero es un importante ejemplo de marco normativo para los AT1”.

La calificadora crediticia sostiene que “sienta un precedente para una intervención temprana por las autoridades de resolución con la disolu

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados