El Congreso aprueba el acuerdo de libre comercio con Canadá, el CETA, con la abstención del PSOE

29/06/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
TL5 7,79 EUR 0,65% Operar
ITX 29,61 EUR 0,58% Operar
IDR 10,68 EUR 0,47% Operar
CLNX 21,57 EUR 0,37% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

El Congreso de los Diputados ha dado luz verde este jueves al tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá, conocido como CETA. Lo ha hecho pese a la abstención del PSOE, cuya postura cambió Pedro Sánchez casi 'in extremis', tras ser elegido nuevo líder del partido, lo que ha suscitado las críticas del PP y el Gobierno, y de otros partidos como Ciudadanos.

En concreto, de los 339 diputados presentes, un total de 179 han votado a favor (PP, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias, PNV y PdeCat), mientras que otros 79 lo han hecho en contra (Unidos Podemos, ERC, Compromís, EH Bildu y Nueva Canarias) y 81, todos ellos parlamentarios socialistas, se han abstenido.

Precisamente el secretario adjunto del Grupo Socialista, Pere Joan Pons, ha defendido en el Pleno la abstención del PSOE al CETA. "Con esta abstención, queremos dar un toque de atención en el nuevo marco europeo que parece abrirse. Parece que estamos refundando Europa y para eso hay que revisar esos tratados", ha defendido durante su intervención. También ha remarcado que "entre globalización sin reglas, autarquía y comercio internacional justo" los socialistas "nos quedamos con la tercera opción".

"El CETA es un tratado mejorable, un símbolo de que la globalización puede ser mucho más justa, y un síntoma de que la gobernanza europea tiene margen de mejora", ha sostenido Pons, que ha explicado que en el PSOE "somos conscientes del déficit de dignidad que hay en Europa. Un déficit que ha mutado en insurrección global con Trump, el Brexit o los partidos xenófobos en Europa. Hay que buscar alternativas".

También ha señalado que "oponerse al CETA ni resolverá los problemas de gobernanza europea, ni cambiará el ritmo de la mundialización. No aceptamos lecciones de nadie", ha advertido el diputado socialista en su intervención, en referencia al grupo de Unidos Podemos que lidera Pablo Iglesias, que había pedido a los socialistas que fuesen un paso más allá de la abstención, e incluso le han retado a que rectifique este voto en el Senado, donde el acuerdo tendrá que ser ratificado próximamente, aunque lo hará sin problemas ante la mayoría absoluta que ostenta el PP en la Cámara alta. Para Pons, "es importante preguntarse por qué tantos ciudadanos, tanto canadienses como europeos, ven en este tratado una amenaza".



El #Pleno ha aprobado el acuerdo económico y comercial global entre Canadá y la #UniónEuropea #CETA pic.twitter.com/SBj1JU3XZE

— Congreso (@Congreso_Es) 29 de junio de 2017



"SE HACE OPOSICIÓN A SÍ MISMO"

Precisamente este jueves por la mañana, antes de la votación, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha acusado al PSOE de "hacerse oposición a sí mismo" por haber cambiado su postura sobre el tratado de libre comercio con Canadá. El PSOE ha cambiado el sí por la abstencion y Santamaría le ha advertido de que cuando un partido no se define "en lo imprescindible" acaba convirtiéndose en "irrelevante".

Lo ha dicho en el debate que se ha desarrollado en el Pleno, en el que ha señalado que el CETA es un tratado que no ha cambiado desde que se negoció. "Lo único que ha cambiado es la posición de algunos, que en su afán por liderar la oposición no dudan en hacerse oposición a sí mismos", ha añadido. Y también ha recordado a los socialistas, según recoge Europa Press, que "la UE nació como antídoto al extremismo" y por tanto le ha pedido que no permita que "las ideas más extremas acaben con la idea de Europa". A su juicio, el PSOE tendrá que explicarse ante sus votantes porque se presentó a la elecciones con un "programa europeista" y "no hay nada menos progresista que votar contra el progreso y votar contra la esencia misma de Europa".

Y es que, además de recordar que España es un país que se beneficia de la apertura comercial, ha recalcado que el CETA es "un avance" en el proyecto europeo y un "paso adelante hacia la creación de un espacio de reglas de ámbito internacional", con un socio con el que la UE comparte valores y principi

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados