Aena, el nuevo conflicto laboral que deberá resolver Fomento tras la estiba

30/06/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
TRE 25,87 EUR 1,25% Operar
ACX 11,54 EUR 1,23% Operar
BKT 8,52 EUR 0,73% Operar
MAP 2,56 EUR 0,71% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 30 JUN. (Bolsamania.com/BMS) .- No bajan tranquilas las aguas por el Ministerio de Fomento. Tras el acuerdo alcanzado entre la patronal Anesco y los sindicatos de la estiba este jueves, el nuevo frente laboral para el departamento que preside Íñigo de la Serna se traslada de los puertos a los aeropuertos, sin contar la pugna entre taxistas y Cabify y Uber.

En concreto a Aena, el gestor aeroportuario controlado en un 51% por el ente público Enaire. Los sindicatos CCOO, UGT y USO preparan movilizaciones para la próxima semana y si Fomento no lo remedia, habrá huelga en todos los aeropuertos españoles del personal de Aena en plena campaña de verano. En total, 7.297 trabajadores entre señaleros, administrativos, personal de atención al cliente, bomberos de los aeropuertos, trabajadores de mantenimiento y de las torres de control -excepto controladores aéreos- estarán llamados a secundar los paros que convoquen los tres principales sindicatos en la compañía semipública.

Las tres centrales sindicales ponen el foco de los problemas de Aena en la falta de personal en los aeropuertos tras el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que afectó a 1.250 trabajadores, el 10% de la plantilla, en 2013. Algo que según Marta López, secretaria general de USO en Aena, está generando situaciones de “falta de seguridad en los aeropuertos españoles y merma del servicio”. “Se dan situaciones insostenibles de un único bombero para un aeropuerto trabajando 12 horas durante cinco días seguidos”, critica López.

Además de la falta de personal, los trabajadores de Aena han visto durante los años de la crisis como su poder adquisitivo se reducía de media un 11%, mientras que los salarios siguen congelados desde 2009 y sin que se hayan hecho tampoco nuevas aportaciones a los planes de pensiones. Todo ello en un contexto de aumento del 23% de la productividad en la compañía, a pesar del ERE y a una tasa de reposición que durante los años más duros de la recesión se movió entre el 0% y el 15%.

Ahora la tasa de reposición se sitúa en el 100%, pero los sindicatos exigen un mayor esfuerzo por parte de la dirección de la empresa para que contrate a nuevos empleados que faciliten la atención de los servicios de Aena sin los problemas actuales. La dirección de Aena, que comanda José Manuel Vargas, se ha comprometido de momento a la creación de 163 plazas para Aena por tasa de reposición.

La reivindicación salarial está también encima de la mesa porque entienden que el momento dulce por el que atraviesa la empresa debe compensar a los empleados que durante ocho años se han estado apretando el cinturón. “Exigimos lo que creemos que es justo, Aena tuvo unos beneficios de 1.164 millones de euros, un 40% más que en 2015, y esto se ha repartido entre dividendos y las arcas del Estado; ahora creemos que es el momento de que la empresa haga un nuevo plan de empleo y haya mejoras salariales”, comenta Raúl Gómez, portavoz de UGT en Aena.

Los sindicatos comparten además su rechazo a la nueva política de tasas fijada por Fomento en enero, algo que consideran que sólo beneficia a las aerolíneas y que contó con el rechazo de la propia dirección de Aena. “Las tasas se van a reducir un 2,2% anual hasta 2021, un 11% en total, algo que entendemos que es un regalo de 350 millones anuales para las compañías y que no estamos viendo que se traslade a una reducción de los billetes de avión”, expone Gómez.

Otro de los motivos de la tensión entre los empleados de Aena y Fomento, es que la prolongación del convenio colectivo hasta 2021, aprobada el año pasado, todavía no se ha publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), algo que entienden debería corregirse de inmediato. Los propias organizaciones sindicales convocaron una huelga por este motivo, aunque la llegaron a desconvocar como muestra de buena voluntad, que sin embargo no ha tenido respuesta en los despachos de Fomento.

CCOO, UGT y USO tienden la mano al secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vi

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados