El euro sigue presionando al alza y la libra, sin dirección antes del 'superjueves'

07/06/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CIE 23,16 EUR 2,84% Operar
VIS 62,95 EUR 1,37% Operar
IAG 6,34 EUR 0,51% Operar
SGRE 9,77 EUR 0,35% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Los inversores han seguido extremando sus precauciones por tercer día consecutivo, con los principales cruces de divisas atrapados en un estrecho rango ante la triple cita que se espera que sacuda a los mercados este jueves. El euro continúa operando muy cerca de los recientes máximos y está preparado para asaltar el récord de 2016, pero los alcistas esperaran a recibir señales claras de que el Banco Central Europeo (BCE) está preparado para señalar una rebaja de sus estímulos ante la presión de la inflación. El dólar sigue deprimido, ante la perspectiva de que arrecie de nuevo la tormenta política en EEUU y la libra busca dirección antes de las elecciones de Reino Unido.

La moneda británica se aferra a los 1,2900 dólares hasta donde ha conseguido escalar tras una reciente encuesta de ICM para 'The Guardian' que otorga a la primera ministra, Theresa May, una ventaja de 11 puntos frente a su rival, el laborista Jeremy Corbyn. Sin embargo, los sondeos continúan mostrando resultados diferentes para la votación de mañana, aunque hay una tendencia clara en que el liderazgo conservador ha estado retrocediendo, y "aunque la libra no se ha visto afectada significativamente en las últimas jornadas, sí ha permanecido vulnerable ante la perspectiva de que el resultado en las urnas deje un parlamento sin mayoría", señala Michael Hewson, analista de CMC Markets.

Analistas consultados coinciden en que este desenlace sería altamente negativo para la divisa británica, que podría borrar de un plumazo el casi 4% que se ha revalorizado desde la convocatoria de elecciones anticipadas del 18 de abril y volver a precios alrededor de los 1,25000 dólares y las 0,8900-0,9000 unidades por cada euro.

En cuanto a la moneda única, también se prepara para una reunión del BCE que, destacan los expertos de Danske Bank, será determinante “para fijar la dirección de los cruces del euro en la segunda mitad de 2017”. “A nuestro juicio, es demasiado pronto para que el banco central retire la frase de que las tasas podrían bajar todavía más de su declaración introductoria, ya que esto podría resultar en un endurecimiento no deseado de las condiciones financieras”, indican estos analistas.

“Esperamos que la guía de los mercados en cuanto a los tipos de interés se mantenga intacta, pero creemos que el regulador sí adaptará otras partes de su comunicado dejando notar una posición más agresiva”, apuntan los expertos de la firma de inversión danesa. Pero esto no será suficiente para dar alas al euro, “que caerá por debajo de los 1,1200 dólares”, anticipan desde Danske Bank.

LA DEBILIDAD DEL DÓLAR IMPULSA EL PESO MEXICANO

En cuanto al dólar, su operativa se mantiene débil, en especial ante el yen. El ‘billete verde’ ha seguido deprimido muy cerca de su peor cambio de seis semanas contra la moneda nipona, antes de la comparecencia en el Senado del ex director del FBI, James Comey. “Este evento será de vital importancia, a pesar de que se sabe que muchas preguntas quedarán sin respuesta se especula con la posibilidad de que el ex director de la agencia de investigación acuse directamente al presidente de los EEUU, Donald Trump, de abusar de su poder para descarrilar la investigación del FBI sobre los vínculos entre la campaña del republicano y Rusia”, señala Hussein Sayed, analista de FXTM.

La preocupación de los operadores se centra en que sus palabras podrían reducir aún más las ya decrecientes opciones de que Trump saque adelante sus planes de estímulos sobre la economía y de reforma tributaria. “Si Comey revela sorpresas inesperadas, esto se reflejará en los mercados financieros”, explica Sayed.

Pero el declive del dólar se explica también por la caída del rendimiento de los bonos a 10 años, que está en mínimos desde el 10 de noviembre “además, el diferencial entre estos y los bonos a dos años ha tocado niveles anteriores a las elecciones presidenciales en EEUU, lo que debe tomarse como una señal de alerta, no sólo para el dólar si no también para los merca

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados