Telefónica intensifica el divorcio entre Bestinver y sus ex gestores Paramés y Guzmán de Lázaro

13/07/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
BKIA 3,95 EUR 1,81% Operar
CABK 3,97 EUR 1,69% Operar
IDR 11,94 EUR 1,66% Operar
BKT 7,84 EUR 1,32% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 13 JUL. (Bolsamania.com/BMS) .- Telefónica se ha convertido en un nuevo punto de desencuentro entre los gestores más reputados. Como la banca o las tecnológicas. Bestinver, bajo la gestión de Beltrán de la Lastra y Ricardo Cañete, se ha desmarcado al vender las acciones que le quedaban, mientras su ex director de inversiones y ahora competidor, Francisco García Paramés, otorga un potencial del 40% a la ‘teleco’.

Varios gestores aprovecharon las caídas del año pasado en Telefónica para crear, o incrementar, una posición en la operadora que preside José María Álvarez-Pallete. El gigante de las telecomunicaciones -capitaliza 45.000 millones de euros y antes de la crisis sobrepasó los 100.000 millones- sufrió en bolsa consecuencia de su elevado nivel de endeudamiento, el recorte del rating por parte de Moody’s y el tijeretazo al dividendo.

Este cóctel elevó el atractivo para los gestores que buscan valor en las cotizadas a través de la inversión en compañías infravaloradas respecto a sus fundamentales y, además, cumplen con ciertos criterios de calidad. De esta forma, Telefónica entró en el radar de los mejores fondos españoles. En el caso de Bestinver, ya estaba invertido, pero aumentó su posición hasta acabar 2016 con una posición del 0,6% en la cartera del fondo estrella Bestinfond, lo que implicó 8 millones de euros expuestos en la empresa.

Pero este año la tendencia ha sido contraria. En el primer trimestre redujo su posición y en el segundo la ha eliminado. Bestinver ha salido de la ‘teleco’, que entró en su abanico de acciones españolas en 2013, cuando el director de inversores era Francisco García Paramés, escoltado por los gestores Álvaro Guzmán de Lázaro y Fernando Bernad. “El buen comportamiento de la cotización redujo el margen de seguridad”, señala ahora De la Lastra para justificar la venta.

Las acciones de la operadora cerraron el 2 de diciembre en 7,7 euros, mínimos de 2016. Y desde ese día, inició una remontada con la que se disparó un 38% hasta los 10,6 euros del pasado 17 de marzo, máximos de 2017. Desde este punto, la operadora ha caído hasta situarse al borde de los 9 euros, punto en el que las grandes gestoras independientes chocan entre sí. Y, mientras se ha producido este descenso del 14%, los ‘hedge funds’ han incrementado sus posiciones cortas hasta máximos desde febrero, al situar el agregado en el 2,6% del capital. El bajista más agresivo es la firma francesa Boussard & Gavaudan, con más de 550 millones de euros invertidos contra el valor, la posición corta más grande de la bolsa española.

Las dudas en el último año sobre Telefónica han surgido por su apalancamiento, que se situó en 48.766 millones de euros en marzo. Los gestores con exposición a la operadora defienden su capacidad para desinvertir y captar recursos si su endeudamiento ahoga a la compañía. Sin embargo, aún no hay movimientos sobre el futuro de O2, el activo con el que la ‘teleco’ puso el foco junto con Telxius para aliviar la carga de la deuda.

PARAMÉS DA UN POTENCIAL DEL 40%

En cualquier caso, mientras Bestinver ha vendido, Cobas Asset Management ha convertido a Telefónica en una de sus principales inversiones en el Cobas Iberia, el fondo de renta variable española y portuguesa de Paramés, que gestiona 37 millones de euros. La multinacional copa el 4,5% de la cartera. “Vale más de la cotización actual, está en precios razonablemente bajos desde el punto de vista históricos. Estamos ahí sin esperar grandes cosas, pero cómodos”, expresó Paramés en la primera conferencia de inversores de Cobas AM que celebró el mes pasado. Asimismo, el gestor aseguró que el precio objetivo que calculan en la entidad para Telefónica es de 13 euros, lo que implica una capacidad de revalorización del 40% frente al nivel de 9,14 euros en el que cerró este miércoles.

El potencial que da Paramés se sitúa muy por encima de los cálculos del consenso de analistas que siguen a Telefónica y que recoge FactSet. El precio objetivo que otorga es de 10,

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados