Rafael Gascó (Diaphanum): En la banca hay muchos conflictos de interés

24/07/2017
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MTS 22,69 EUR 1,57% Operar
ACX 12,14 EUR 0,83% Operar
TL5 9,57 EUR 0,74% Operar
TRE 27,48 EUR 0,71% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

La normativa MiFID II amenaza con dar una vuelta a la industria del asesoramiento y la gestión de activos. Esto es lo que augura Rafael Gascó, consejero delegado de la sociedad de valores Diaphanum, que apunta a “un cambio disruptivo en el sector” con la normativa, y advierte de que “muchos banqueros privados no se han enterado de lo que implicará el cambio”.

Diaphanum nació el pasado año, impulsada por Rafael Gascó y otros veteranos del sector como Miguel Ángel García (director de inversiones), Emilio Andreu (director de la red de agentes) o Fernando H. Estévez (director de planificación patrimonial). Todos ellos ex de March o Andbank. “Hemos sido pioneros en adaptarnos a MiFID II al ser los primeros que nos declaramos como asesores independientes, pero llegará más competencia y eso será bueno para nosotros. Hay un mercado grande, porque parte del dinero fluirá desde la banca privada actual hacia el asesoramiento independiente”, sostiene Gascó en una entrevista con ‘Bolsamanía’. “Hay en torno a 800.000 millones de euros en banca personal y privada, con que un 5% se vaya a independientes, ya será un nicho de mercado importante”, agrega.

La firma asesora 300 millones de euros tras ocho meses de actividad, y tiene el objetivo de alcanzar los 800 millones. “MiFID II exige mucha documentación y análisis, con lo que tienes que dedicar medios humanos y tecnológicos para cumplir con el regulador -Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los costes regulatorios son importantes porque tienes que tener infraestructura para ofrecer asesoramiento independiente”, avisa el ejecutivo, que calcula que se necesitará cifras de entorno a 500 millones de euros para ser un asesor independiente rentable.

La norma regulará la formación exigida a los empleados del sector que asesoren o informen sobre productos de inversión, lo que obliga a la banca a formar a sus plantillas. Asimismo, los vendedores tendrán que aumentar la transparencia sobre los costes que soportan los clientes. Esta es una de las partes cruciales de la normativa, aunque el Ministerio de Economía y Competitividad, que está siendo asesorado por la CNMV, aún no ha dado a conocer la transposición definitiva. Y eso que el objetivo era presentarla el 3 de julio.

Una de las dudas que queda por resolverse es la intensidad de la limitación al cobro de retrocesiones. Es decir, que una parte de la comisión del producto vaya al vendedor. “Inevitablemente, esto genera conflictos de interés, y en la banca hay muchos. Hay toda una industria alrededor, pero no tiene sentido cobrar retrocesiones, es algo que tendrá que desaparecer”, arguye Gascó. En el caso de Diaphanum, la tarifa explícita para el cliente oscila entre el 0,4% y el 0,6% del patrimonio. "El clienta paga menos comisiones así que con retrocesiones, y lo ve rápida y fácilmente, un efecto que además impulsará más aún la gestión pasiva", señala.

MiFID II impedirá a los asesores que se declaren independientes cobrar retrocesiones, sino que tendrán que recibir del cliente una comisión explícita. Mientras que los que se definan como no independientes podrán hacerlo bajo tres supuestos: que el vendedor dé al cliente acceso a un número “apropiado” de instrumentos de terceros; que haya una evaluación anual de los resultados; y que se combine el acceso con herramientas de valor añadido -por ejemplo, información- o con informes periódicos.

Ninguno de estos supuestos permitiría a la banca vender fondos como hasta ahora, con el cobro de retrocesiones. Tampoco a las plataformas de fondos. Por ello, la patronal de gestoras Inverco consensuó con la Asociación Española de Banca (AEB) y la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA) la solicitud de un cuarto supuesto en el que pide que se permita a los vendedores recibir ‘retros’ por el valor añadido que otorgan al cliente al poner a su disposición oficinas.

“Se está debatiendo mucho sobre ello, pero no es tan importante. La cuestión es que los clientes tendrán que firmar un contra

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados