La ampliación de Banco Santander dispara la presión bajista hasta máximos desde 2013

26/07/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ABE 17,37 EUR 2,00% Operar
MEL 12,19 EUR 1,20% Operar
MAP 2,84 EUR 0,85% Operar
SAN 5,74 EUR 0,81% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

La ampliación de capital ha atraído a los bajistas. Los ‘cortos’ han tomado posiciones en Banco Santander hasta disparar la presión a máximos desde abril de 2013, según los registros publicados este lunes por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Lo hacen a las puertas de sus resultados trimestrales, que publicará el viernes.

La inversión bajista alcanza el 0,75% del capital. Lo que ante la capitalización de más de 86.000 millones de euros del banco que preside Ana Botín, supone una apuesta en contra por parte de los ‘hedge funds’ de 650 millones de euros. Una cifra que únicamente es inferior en la bolsa española a los 1.160 millones apostados contra Telefónica y los 780 millones posicionados contra DIA. En total, los bajistas tienen inversiones de cerca de 6.000 millones de euros en posiciones contra cotizadas del Ibex. Más de uno de cada diez euros, en el Santander.

La CNMV recopila las posiciones cortas que superan el 0,2% del capital. Es decir, las inversiones bajistas que realizan los ‘hedge funds’ mediante el alquiler de acciones. Cuando reciben los títulos los venden y, para devolverlos, los recompran. Si durante este periodo la acción cae, ellos ganan.

El regulador publica estos datos desde 2011. Al año siguiente de hacerlo, el agregado de posiciones cortas se disparó hasta el 0,854% del capital del banco entonces presidido por Emilio Botín. Eran los peores momentos de la crisis de deuda, con la economía en recesión, el país al borde del rescate y el sector financiero en los albores de su reestructuración. No obstante, las apuestas disminuyeron a partir de octubre de 2012, aunque tuvieron un repunte en abril de 2013, alcanzando el 0,76% del capital. Desde ese momento se redujeron hasta permanecer en entornos del 0,2% entre noviembre de 2013 y octubre de 2016.

A finales del año pasado volvieron a crecer, iniciando una escalada que se prolongó hasta mayo, cuando el volumen de ‘cortos’ se situó en el 0,69% del capital. Pero este repunte duró poco. En dos semanas cayó hasta el 0,29%, nivel en el que estaban los bajistas cuando la noche del 6 al 7 de junio se precipitaron los acontecimientos en torno al Popular. El Banco Central Europeo (BCE) lo declaró inviable y la Junta Única de Resolución (SRB, por sus siglas en inglés) decidió su suerte en una subasta en la que el Santander se adjudicó el banco por un euro.

Para digerirlo, la entidad que dirige Ana Botín comunicó su intención de ampliar capital por 7.072 millones de euros. Una operación que se ha ejecutado entre el 6 de julio y el 20 de julio, periodo de suscripción de nuevas acciones con los derechos -una por cada diez derechos, a un precio de 4,85 euros-. Y un periodo en el que las posiciones cortas se han incrementado desde el 0,29% del capital hasta el 0,75%. El próximo jueves 27 de julio la entidad cántabra canjeará los derechos por nuevos títulos para los accionistas que hayan acudido a la ampliación. A partir de ese momento se conocerá el éxito que ha tenido la operación entre los inversores institucionales y minoristas. Un día después, el Santander publicará los resultados acumulados entre enero y junio.

SIN IMPACTO DEL POPULAR EN EL BENEFICIO

En este caso, el mercado apenas da margen para la sorpresa. No en vano, la entidad se apresuró a publicar una estimación del beneficio del primer semestre el pasado 3 de julio, a la vez que anunció la ampliación de capital. Según estos números, la entidad incrementó sus ganancias en un 24% respecto al año anterior, hasta sumar un resultado neto de 3.600 millones de euros en el primer semestre de 2017. El impacto del Popular, en este sentido, será prácticamente nulo. “El beneficio neto atribuido de Grupo Santander a 30 de junio de 2017 tras la integración de Banco Popular experimentará una variación muy poco significativa con respecto al importe estimado de 3.600 millones de euros que habría resultado de no haber tenido lugar la mencionada integración”, señaló el hecho relevante del banco.

Aunque sí

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados