Los 7 hábitos de Allianz Global Investors para los inversores de éxito

04/07/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
TL5 7,79 EUR 0,65% Operar
ITX 29,61 EUR 0,58% Operar
IDR 10,68 EUR 0,47% Operar
CLNX 21,57 EUR 0,37% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Invertir y aumentar el patrimonio no es un asunto trivial, sobre todo cuando los inversores se mueven entre la aversión al riesgo y la búsqueda de rentabilidades. Así lo ven desde Allianz Global Investors y, por ello, ofrecen siete consejos o 'siete buenos hábitos' que pueden a los inversores a acumular capital con calma y serenidad.

1. Conócete a ti mismo y cuestiónate tus aspiraciones. A menudo vemos el mundo (de las inversiones) dentro de un determinado marco, es decir, vemos lo que queremos ver y, como resultado, a veces excluimos alternativas mejores. En Allianz Global Investors apuntan que tendemos a “seguir a la manada” o a actuar impulsados por estados de ánimo que son precisamente los que llevan a los inversores a ir del miedo a la avaricia, y viceversa. También valoran como "muy común la aversión a las pérdidas", sufrir una pérdida nos produce un disgusto mayor que placer nos suscita embolsarnos ese mismo importe.

2. La "conservación del poder adquisitivo“, y no la "seguridad“, debería regir toda decisión de inversión. En los últimos años hemos visto que invertir en el mercado de renta variable puede ser como un viaje en la montaña rusa. Por eso es comprensible que los inversores quieran evitar las fluctuaciones de las cotizaciones. Sin embargo, pasan por alto el riesgo de sufrir una pérdida real de poder adquisitivo, lo cual es todavía más desagradable si consideramos que en la actualidad los tipos de interés de las cuentas de ahorro son prácticamente nulos. Allianz Global Investors destaca que tampoco los bonos soberanos sirven ya.

3. La ley fundamental de las inversiones es ir a por las primas de riesgo. Los inversores de éxito lo saben: sin riesgo no hay primas de riesgo; esta es la verdadera ley fundamental de toda inversión. La lógica subyacente es que todo aquel que invierte asumiendo un mayor riesgo debería poder esperar que, con el tiempo, esas inversiones generen una rentabilidad mayor que otras inversiones alternativas carentes de riesgo y que, por tanto, prometen menos beneficios.

4. Invertir antes que especular. No hace falta ser un experto y seguir de continuo la evolución de las cotizaciones y los acontecimientos del mercado para identificar los momentos oportunos para invertir y desinvertir. Por desgracia, en la bolsa nadie toca la campana para avisarnos de cuándo entrar o salir de una inversión. Lo bueno es que el que quiere hacer crecer su capital a largo plazo no especula, sino que invierte. Desde Allianz Global Investors consideran especular con apostar a corto plazo por movimientos de las cotizaciones y, con invertir, a poner nuestro dinero a trabajar de medio a largo plazo.

5. Comprométete. Desde Allianz proponen tres formas de compromiso: distribuir la inversión entre las diversas clases de activo teniendo en cuenta aspectos estratégicos a largo plazo. A este respecto, la regla general es no jugárselo todo a una carta; en otras palabras, diversificar. Por último, invertir regularmente.

6. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Según cifras del Bundesbank, miles de millones de euros en activos monetarios están parados en libretas de ahorro y depósitos bancarios. Y, sin embargo, el horizonte de inversión, unido al efecto de la capitalización de los intereses, es uno de los factores más decisivos para el éxito de toda inversión. En un plan de ahorro, el efecto de la capitalización de los intereses se pone otra vez de manifiesto desde una perspectiva diferente.

7. Apostar por la gestión activa. Quien se decide por la gestión activa no solo apuesta por que los profesionales que gestionan el fondo generen una rentabilidad adicional. Además, corre menos peligro de que en su cartera permanezcan “caballos muertos”, es decir, títulos que en un momento dado fueron los favoritos de la bolsa. Y es que la gestión pasiva no hace sino representar el ayer.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados