La crisis de Venezuela reduce su producción de petróleo hasta su nivel más bajo en 30 años

10/08/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CLNX 19,26 EUR 1,48% Operar
MTS 21,22 EUR 0,88% Operar
REE 17,70 EUR 0,65% Operar
BKIA 3,96 EUR 0,58% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

La crisis política de Venezuela se ha transformado, también, en económica. Más allá de las proyecciones de organismos internacionales que arrojan conclusiones terroríficas, la principal fuente de ingresos del país está disminuyendo de forma vertiginosa.

Esto es, la producción de petróleo lleva tiempo disminuyendo. El bombeo de crudo que desarrolla la petrolera estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) disminuyó en julio en 15.800 barriles diarios de media hasta un promedio de 1,932 millones, según los datos recopilados de fuentes secundarias por parte de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) incluidos en su informe mensual, que muestran un incremento en conjunto de 172.600 barriles hasta los 32,869 millones.

Así, Venezuela vuelve a ser uno de los países que más contribuye al cumplimiento del acuerdo entre los 14 miembros de la OPEP de mantener la producción entre 32,5 y 33 millones de barriles diarios. También fue uno de los países más beligerantes en 2015 y 2016 para conseguir alcanzar este pacto. Ya entonces, mientras que el común de los productores dentro y fuera del grupo aumentaba su producción, PVDSA la reducía paulatinamente. Es decir, esta fuente de ingresos ha ido acotándose por la menor producción y por el entorno de precios, que actualmente se sitúa por encima de los 50 dólares.

Los datos históricos de la OPEP que recopila FactSet alcanzan hasta 1995. Y nunca, contando con las estadísticas de cierre del año, había estado la producción por debajo de los dos millones diarios de media hasta ahora. Mientras que las cifras que recoge de BP amplían la serie histórica -contando datos al cierre de cada año-. En este caso, el dato de producción venezolana es el más bajo desde 1987. Es decir, ha caído a mínimos de tres décadas.



Uno de los principales compradores de petróleo de Venezuela es Estados Unidos, a pesar de las continuas declaraciones cruzadas de sus mandatarios. Además de un importante productor, Estados Unidos también importa crudo para abastecer su amplia demanda y no agotar sus reservas. Venezuela es el tercer importador más importante, con el 8% del total, aunque estas compras disminuyeron en julio en 104.000 barriles o un 13% respecto a junio.

Precisamente, Donald Trump ha amenazado con restringir las importaciones de petróleo venezolano como posible sanción al régimen de Nicolás Maduro. Aunque un embargo de petróleo, como el que se ejecutó a Irán hasta principios del año pasado, “condenaría al hambre más extrema a los venezolanos”, aseguró el ex ministro de Asuntos Exteriores José Manuel García-Margallo esta semana.

HIPERINFLACIÓN, CAÍDA DEL PIB...

La escalada de tensión en Venezuela se ha disparado en las últimas semanas con continuas protestas y represión desde el Gobierno de Nicolás Maduro, que convocó una Asamblea Nacional Constituyente que la oposición no acepta, al considerar que se convocó para de forma anticonstituyente para arrebatarle el control legítimo del Parlamento.

Los datos económicos, mientras, muestran una situación muy grave en Venezuela, donde la producción de petróleo se estima que supone que representa en torno al 90% de las exportaciones y es la principal fuente de obtención de reservas extranjeras del banco central. La inestabilidad política, la escasez de productos básicos y la depreciación del bolívar han disparado la inflación. Según un informe de varios diputados opositores, el aumento de precios al consumo alcanza el 249% acumulado en los siete primeros meses del año.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) estima una inflación para el conjunto de 2017 del 720,5%, que ascendería hasta el 2.068,5% en 2018. Mientras que el PIB se contraerá un 7,4% en términos reales (sin contar el efecto de los precios) este año y otro 4,1% durante el próximo ejercicio.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados