La devaluación interna continúa: la congelación de los salarios impulsa el crecimiento

25/08/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ANA 68,13 EUR 1,79% Operar
BKT 7,81 EUR 0,84% Operar
TL5 8,96 EUR 0,41% Operar
REP 14,91 EUR 0,17% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 25 AGO. (Bolsamania.com/BMS) .- Los asalariados están soportando, con el cinturón cada vez más apretado, la recuperación económica. La recuperación del consumo y el récord de las exportaciones ha llevado al PIB a marcar máximos históricos en el segundo trimestre, por encima de los niveles precrisis. Pero el mercado laboral no disfruta de la misma mejoría.

El Producto Interior Bruto (PIB) creció un 0,9% intertrimestral y un 3,1% interanual en el segundo trimestre, hasta alcanzar los 292.394 millones de euros, según los datos publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). De esta forma, supera la cifra del cuarto trimestre de 2008, cuando la economía española marcó un hito con 288.429 millones de euros, un nivel que no se había superado hasta ahora. No obstante, en 12 meses consecutivos, la economía española ya generó más riqueza que antes de la crisis entre el segundo trimestre de 2016 y el primero de 2017. Con estos datos, el Gobierno revisará al alza su previsión de crecimiento en el cuadro macro que presentará junto al proyecto de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018 en septiembre.

España produce ya más que en 2008, cuando el estallido de la burbuja inmobiliaria compaginado con la crisis financiera internacional desembocó en una recesión sin precedentes en la historia reciente de la economía española. Pero esta generación de riqueza se realiza con 1,4 millones menos de ocupados. Es decir, los 19,5 millones de personas con trabajo -contando asalariados y trabajadores por cuenta propia- están aún lejos de los 20,9 millones de los últimos tres meses de 2008.

Por su parte, la remuneración de los asalariados ha perdido tres puntos porcentuales en el peso del PIB, hasta el 47%. En una de las vías para calcular el valor añadido se computan la remuneración de los asalariados -sueldos junto con cotizaciones sociales y otros pagos en especie-, excedente bruto de explotación (EBE) -principalmente beneficios empresariales, aunque se consideran otras rentas, el consumo del capital fijo y se descuentan las amortizaciones-, y los impuestos netos sobre la producción y las importaciones.

Así, con esta estimación, la remuneración de los salarios ha caído entre el segundo trimestre de 2008 y el mismo periodo de 2017 un 3%, hasta los 137.860 millones de euros, fruto de que hay un 11% menos de asalariados, más peso del empleo parcial, y que los sueldos se han congelado. Además, los contratos firmados durante la crisis tienen asociados sueldos un 24% inferiores a los generados en la década anterior, según estimaciones del Banco de España. Paralelamente, el excedente bruto de explotación se ha elevado en nueve años un 1,5% hasta los 123.378 millones de euros.

MÁS COMPETITIVIDAD EXTERIOR

Durante el último año, el PIB creció en términos reales un 3,1%, mientras que en precios de mercado (sin descontar la inflación), aumentó un 3,4%. Es decir, el deflactor implícito de la economía -variación de precios de la producción- se situó en el 0,3%. El excedente bruto de explotación registró una subida de mayor cuantía, del 3,6%, mientras que la remuneración de los asalariados vivió un incremento del 2,9%.

Este montante puede crecer por una subida salarial o, simplemente, por la creación de nuevos puestos de trabajo. Y esto es lo que ha sucedido, ya que el empleo aumentó un 2,8%. Esto es, 480.000 empleos más en equivalencia a tiempo completo. De hecho, la remuneración por asalariado descendió un 0,1%, mientras que el coste laboral unitario -remuneración frente a la productividad- disminuyó un 0,4%.

Este registro se aleja en siete décimas del deflactor del PIB. Estos conceptos escondidos entre la marabunta de datos que componen la contabilidad nacional demuestran que los salarios aún no arrancan con la recuperación del empleo y, paralelamente, la economía española mantiene su competitividad exterior por esta vía, lo que ha contribuido al crecimiento continuado de las exportaciones hasta superar los 100.00

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados