Agenda semanal

Agenda semanal: Nada en Jackson Hole y consolidación en positivo, aunque resulte aburrida

28/08/2017

Última semana interesante por la apreciación del euro y la consolidación de las bolsas y otros activos de riesgo

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ABE 17,37 EUR 2,00% Operar
MEL 12,19 EUR 1,20% Operar
MAP 2,84 EUR 0,85% Operar
SAN 5,74 EUR 0,81% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Departamento de Análisis de Bankinter

Ni Draghi ni Yellen orientaron sobre política monetaria en Jackson Hole, así que el mercado deduce que igual la Fed no sube tipos en diciembre y eso, junto al impacto de la tormenta tropical Harvey sobre Texas (que hace subir el petróleo), hundió al dólar americano hasta más allá de 1,19. Ahora los ojos están en el nivel 1,20 y podría alcanzarlo porque todo el mundo compra euros por la fortaleza del ciclo europeo frente a una confusión política americana que podría forzar el cierre de la Administración desde el punto de vista del gasto hacia mediados de septiembre. Veremos.

Esta puede ser la última semana de un verano que, aunque sin sustos graves, está siendo “interesante” por la apreciación del euro y la consolidación de bolsas y otros activos de riesgo, empezando por el rally de las materias primas industriales (acumulado 2017: níquel +17%, zinc +22%, aluminio +19%, cobre +21%…). Esto es muy bueno para la consolidación del actual ciclo expansivo, que es lo que da soporte a unos resultados empresariales en lenta pero constante mejora, lo cual a su vez da soporte a los actuales niveles de las bolsas.

Los bonos deberían flojear más, pero por un tiempo estarán mejor soportados de lo se pensaba teniendo en cuenta que los bancos centrales saben lo que quieren hacer, pero no pueden hacerlo por ahora; conocen la dirección pero no el ritmo. El mutismo en Jackson Hole ha sido el mejor ejemplo de esto. Ahora toca que el Banco Central Europeo  aclare entre septiembre (reunión el 7) y octubre (ídem el 26) qué piensa hacer, ya que se ha convertido en el protagonista de un mercado ansioso de novedades en materia de política monetaria. Pero está atrapado entre su éxito (sin lo que ha hecho la recuperación europea no habría sido posible) y la realidad (no hay inflación, así que difícilmente podrá retirar medidas). Tal vez su error haya sido autoimponerse un objetivo de inflación cuantificado en +2%, algo que nadie le había pedido que hiciera, en lugar de innovar un poco y establecer como objetivo la mejora de los salarios reales, por ejemplo. Eso habría vinculado sus acciones, su política, con la productividad a largo plazo y le habría dado más libertad para actuar. 

Por lo que a la Fed respecta, puede que ni siquiera suba tipos en diciembre. Aunque nosotros seguimos considerando que sí lo hará como escenario central, pero hemos perdido fuerza de convicción. Keynes dijo: “Cuando cambian los hechos, yo cambio de idea”. El caso es que los bancos centrales van a ir incluso más despacio de lo que nosotros hemos venido diciendo… y eso ya era más despacio de lo que el mercado en general descontaba. Más allá de esto tenemos un dólar débil como consecuencia de lo imprevisible que se ha vuelto la política americana y un euro fuerte gracias a una recuperación europea más sólida de lo esperado (¡Alemania crece (PIB) +2,1%!). Este es el riesgo principal, aparte de variables geoestratégicas imposibles de anticipar. Pero si este es el principal problema, ¡ojalá siempre los problemas más graves fueran de esta índole!

Superado Jackson Hole seguiremos con unas bolsas que en caso de duda conseguirán rebotar, con unos bonos mejor valorados de lo que se esperaba y unos activos refugio que no actuarán como tales porque no hay motivos para ello. 

Esta semana la macro tendrá un impacto neutral porque ningún indicador saldrá especialmente bueno, pero tampoco malo: hoy nada importante, mañana confianza del consumidor (120,4 esperado vs. 121,1 anterior) y PIB americanos (+2,7% vs. +2,6% preliminar), el miércoles PMI Manufacturero chino (51,2 vs. 51,4) e IPC europeo (+1,4% vs +1,3%) y, finalmente el viernes, ISM Manufacturero (56,5 vs 56,3) y empleo americano. La tasa de paro repetiría en 4,3% y se esperan unos payrolls en 180k vs. 209k anteriores, lo que no será ni bueno, ni malo. 

En ese contexto las bolsas deberían rebotar un poco, como estas últimas 2 semanas, a poca oportunidad que tengan. El dólar americano tal vez dirigiéndose hacia 1,20 y los bonos estables. Cuando no hay complicaciones serias no tiene sentido inventarlas… 

Las claves bursátiles de la próxima semana (vídeo)

 

Descárgate el documento adjunto para ver el informe completo

Más informes del departamento de análisis Bankinter

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados