La brecha entre el paro registrado en el SEPE y la EPA cae a su nivel más bajo desde 2008

03/08/2017
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CLNX 19,26 EUR 1,48% Operar
MTS 21,24 EUR 0,95% Operar
MRL 11,72 EUR 0,73% Operar
BKT 7,75 EUR 0,48% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Las sombras que empañan la mejoría del empleo, que se desaceleró en julio, se han enquistado. El paro disminuyó en 26.887 personas con la campaña turística hasta los 3,3 millones de desempleados, la cifra más baja en ocho años. Mientras, se mantienen los altos niveles de temporalidad, de peso de los contratos a tiempo parcial y la caída de la población activa. Lo último contribuye a que se vaya cerrando la brecha entre el desempleo registrado en las oficinas del Servicio Público de Empleo (SEPE, antiguo INEM) y el estimado por la Encuesta de la Población Activa (EPA).

La diferencia -el paro estimado por la EPA supera en un 13% al registrado en el SEPE- retrocedió en el segundo trimestre hasta las 448.000 personas, tomando como referencia el promedio mensual entre abril y junio de los datos de la Seguridad Social y la EPA que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE) la semana pasada. Se trata de la cifra más baja desde el cuarto trimestre de 2008, cuando se evidenció el inicio de la destrucción de puestos de trabajo con en los albores de la crisis.

El pico de esta brecha fue de 1,24 millones en el tercer trimestre de 2013, con 6,3 millones de parados en la EPA y más de 5 millones en la Seguridad Social. De hecho, estuvo instalada por encima del millón de personas entre el segundo trimestre de 2012 y el segundo de 2014. Desde entonces, la tendencia continua ha sido de una reducción de esta divergencia que, antes de la crisis, era casi nula.

DIFERENTES CÁLCULOS

La divergencia se basa en el cálculo. El paro registrado contempla únicamente a las personas inscritas como demandantes de empleo en las oficinas del SEPE el último día hábil del mes. La EPA es una investigación de muestra dirigida a las viviendas familiares, en la que participan 63.000 hogares. Hay varias diferencias sobre cuándo considerar a una persona en desempleo, pero la más importante es que la estadística del INE incorpora a aquellas personas de 16 o más años que están sin trabajo y en búsqueda activa de empleo aunque no estén registradas en el antiguo INEM.

La principal razón que explica este comportamiento estadístico es, precisamente, el descenso generalizado del desempleo, que ayer desde el PP se volvió a calificar como “datos históricos”, en este caso por parte del coordinador general, Fernando Martínez-Maíllo, en línea con el tuit de la semana pasada en el que la formación comparó la EPA con Picasso, la llegada del hombre a la Luna o la caída del Muro de Berlín. Los secretarios de Estado de Empleo y de Seguridad Social, Juan Pablo Riesgo y Tomás Burgos respectivamente, calificaron también las cifras como de “récord”.

Lo cierto es que España rebajó en el segundo trimestre su tasa de paro al 17,22%, en línea con su media histórica si se utiliza la serie de datos del Fondo Monetario Internacional (FMI) desde 1980 a 2016. El desempleo estimado por la EPA se ha reducido en casi 2,4 millones desde el máximo alcanzado en el primer trimestre de 2013 de 6,3 millones, con un descenso del 38%. En este periodo, la caída del paro registrado es 1,6 millones o, en porcentaje, en un 31%.



“Parte de la caída de la brecha entre las dos variables se debe al descenso del desempleo, pero también se produce por la disminución de la población activa”, advierte María Carmen Barrera, secretaria de Políticas Sociales, Empleo y Seguridad Social de UGT. En efecto, el descenso más abrupto de los datos de paro que figuran en la EPA respecto a los demandantes de empleo que recopila la Seguridad Social tienen que ver también con una menor población activa. La cifra de ocupación actual, con la población activa de hace cinco años, implicaría una tasa de paro del 20%.

El número de personas en edad de trabajar que están ocupadas o en búsqueda activa de un empleo se ha reducido en 764.300 personas en los últimos cinco años. Ha pasado así desde el pico de 23,49 millones del tercer trimestre de 2012 a los 22,73 millones del segundo trimestre de 2017, que mostró el dato más bajo

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados