Los trabajadores del control de seguridad de El Prat amenazan a Eulen con huelga del 100% e indefinida

03/08/2017
Etiquetas Suscribirse
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ANA 68,13 EUR 1,79% Operar
BKT 7,81 EUR 0,84% Operar
TL5 8,96 EUR 0,41% Operar
REP 14,91 EUR 0,17% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Después de haber fracasado la mesa de negociación abierta por la Generalitat catalana entre Eulen, la empresa concesionaria de Aena que controla los accesos de seguridad del Aeropuerto de Barcelona El Prat, y los trabajadores de la empresa de la familia Álvarez, la plantilla recrudece su ofensiva y amenaza con paros del 100% y con convertirla en indefinida. Ante la complicación del conflicto laboral, la Delegación del Gobierno en Cataluña, por su parte, ha fijado unos servicios mínimos del 90%.

Los trabajadores de la empresa de seguridad que gestiona los arcos de embarque del aeropuerto de la capital catalana han acordado en asamblea proseguir con la huelga que vienen secundando desde mediados de este mes, según informaron a Europa Press en fuentes sindicales. Y no prevén una fecha de finalización. La situación, en plena temporada vacacional, en un aeropuerto por el que pasan unas 44 millones de personas al año, puede devolver a El Prat las escenas de largas colas que se vivieron entre el 21 y el 28 de julio, cuando las esperas de los pasajeros alcanzaron picos de 3 horas. En torno a 1.000 personas perdieron su billete durante esos días, cuando la huelga todavía no era oficial y compañías como Vueling se vieron obligadas a retrasar los vuelos.

JORNADAS DE PAROS

Los vigilantes de seguridad tenían convocada huelga para todos los viernes, domingos y lunes desde este 4 de agosto en diferentes franjas horarias (de 5.30 a 6.30 horas, de 10.30 a 11.30, de 16.30 a 17.30, y de 18.30 a 19.30).

La nueva huelga indefinida empezará el 14 o 15 de agosto (la fecha se concretará en los próximos días, en función de los plazos legales de notificación de la huelga). Hasta entonces, los trabajadores de los filtros de seguridad mantienen los paros parciales de cuatro horas para los viernes, domingos y lunes.

En la asamblea de este miércoles, los trabajadores han votado a favor de endurecer la huelga hasta el 100% de la jornada, con un 92% de los votos, aunque se habían propuesto otras alternativas: mantenerla igual, ampliarla al 50% de la jornada o hacer manifestaciones.

Esta información contrasta con la ofrecida por la Delegación del Gobierno que dirige Enric Millo, que ha asegurado que se respetarán los servicios mínimos del 90% "con el objetivo de garantizar el funcionamiento de los servicios esenciales" que presta Eulen y serán obligatorios todos los días de huelga y en todas las franjas horarias. A su juicio, por debajo de ese porcentaje "podrían verse afectados gravemente otros derechos fundamentales, especialmente el de la libertad de circulación".

La Delegación del Gobierno ha argumentado que una paralización de los servicios prestados por el personal de seguridad, más allá de unos mínimos razonables que amparen el derecho constitucional a la huelga, "produciría unos efectos desproporcionados, muy especialmente en materia de seguridad", en el conjunto de la operativa del aeropuerto, así como perjuicios a los pasajeros, recoge Europa Press.

PEORES CONDICIONES LABORALES

El comité de huelga y la dirección de la compañía se reunieron este lunes con la mediación de la Generalitat, pero no alcanzaron ningún acuerdo, porque los trabajadores exigen la implicación de Aena en el conflicto, ya que aseguran que las condiciones laborales han empeorado desde que Eulen se hizo cargo de los filtros de seguridad en junio de 2016.

Los trabajadores protestan porque aseguran que en los controles de seguridad del Aeropuerto de El Prat falta personal y, además, los nuevos contratos son precarios, ya que no alcanzan los 900 euros mensuales. Entre las reivindicaciones destacan, además, factores como que en el último año se han eliminado los pluses, por lo que las retribuciones han empeorado y la formación a nuevos empleados es insuficiente. Esta situación ha causado 30 excedencias y 35 bajas médicas por estrés en el último año, que se han suplido con nuevas incorporaciones que no han recibido la capacitación requerida para poder efectuar los controles

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados