Fabio Riccelli (Fidelity): El mercado subestima el crecimiento sostenible de Inditex en el largo plazo

11/09/2017
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ABE 17,37 EUR 2,00% Operar
MEL 12,19 EUR 1,20% Operar
MAP 2,84 EUR 0,85% Operar
SAN 5,74 EUR 0,81% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

MADRID, 11 SEP. (Bolsamania.com/BMS) .- Hay margen para encontrar historias de crecimiento en la bolsa española. Dejando de lado el ruido político y el subidón del Ibex de la primera mitad del año, que ha corregido en verano, el fondo Fidelity Iberia se centra en encontrar oportunidades con firmas como Inditex, Amadeus, Grifols o los “bancos españoles locales”.

En este último caso, “el fondo está estratégicamente posicionado con una sobreponderación a bancos españoles locales que están baratos como Sabadell, CaixaBank y Bankia, e infrapondera los grandes bancos internacionales como BBVA o Santander”, explica su gestor, Fabio Riccelli, en una entrevista con ‘Bolsamanía’. “La razón está siendo que el mercado bancario español está mejorando lentamente”, añade.

En concreto, Riccelli hace referencia a la consolidación y estabilización de la economía, la reducción generalizada de costes por parte de la banca y la limpieza de los activos improductivos en los balances. Asimismo, las entidades en las que el negocio es preferentemente local han estado cotizando a múltiplos “más baratos” que los bancos más internacionalizados. “Son una propuesta de inversión más atractiva. Son menos arriesgados que los grandes, ya que no están expuestos a mercados emergentes volátiles, son más simples de analizar y cotizan con descuentos”, agrega el experto. Además, cuando el Banco Central Europeo (BCE) normalice en el futuro los tipos tras una retirada gradual del QE, “ayudará a los retornos de estos bancos”.

Riccelli se hizo cargo del Fidelity Iberia en 2014 en sustitución de Firmino Morgado. Se trata de un clásico en la industria española, con cuatro estrellas Morningstar -segunda máxima nota, que va de uno a cinco-, y un patrimonio de 617 millones de euros. El vehículo, que llegó a superar los 1.000 millones de euros, estuvo cerrado a las suscripciones netas, pero se reabrió en 2015. “Los flujos de entrada no tienen influencia en las inversiones”, matiza el gestor de Fidelity.

Tras un año 2016 de pérdidas (-5,1%), en 2017 se sitúa entre los mejores fondos de bolsa española, con una rentabilidad acumulada cercana al 13%, por encima del 11% que logra el Ibex 35 ajustado por dividendos. Este repunte se produce, más allá de los bancos, por el sesgo de la cartera hacia valores como Grifols, Amadeus, Iberdrola o Aena, que han tenido un buen comportamiento en el parqué durante este ejercicio.

La bolsa española ha reducido sus ganancias anuales durante el verano, en medio del repunte del euro, las dudas sobre la política monetaria del BCE y el renovado ruido político con Cataluña. Aun así, hay recorrido para la renta variable, considera Riccelli: “En la Eurozona, los datos macro siguen siendo positivos y las encuestas de confianza están en los niveles más altos desde la crisis financiera”, explica para el conjunto del Viejo Continente, mientras que en la renta variable ibérica -añadiendo a España la bolsa portuguesa-, destaca “la historia de crecimiento tras las reformas laborales implementadas en los últimos años que han hecho que la región sea más competitiva. El desempleo se está reduciendo, las exportaciones mejoran y los precios del sector inmobiliario empiezan a subir”.

Los riesgos, prosigue el gestor de Fidelity, llegan por “una situación política inestable y un gran déficit presupuestario, que podrían influir en el sentimiento de los inversores. Las valoraciones, además, ya no están baratas, con lo que es clave ser selectivo”. Por otro lado, el apetito por el riesgo y la dirección de los tipos de interés “serán clave para el rendimiento del mercado español”.

INVERSIÓN EN ‘BLUE CHIPS’

Pese al análisis global del mercado español, Riccelli recuerda que su estilo inversor es de empresa por empresa, generalmente fijándose en compañías con al menos 1.000 millones de euros de capitalización y basando su análisis en el crecimiento del negocio, las valoraciones y sus convicciones sobre el valor. Con estas premisas, varios de los valores de la cartera

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados