Competitividad CC.AA.

¿Cuáles son las comunidades autónomas más y menos competitivas?

22/01/2018

El estudio elaborado por el Consejo General de Economistas ofrece un análisis de la competitividad de 2008 a 2016

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MAS 21,00 EUR 1,45% Operar
ITX 27,45 EUR 1,33% Operar
GRF 28,95 EUR 1,19% Operar
ELE 23,05 EUR 1,05% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redacción

La Comunidad de Madrid, Navarra y País Vasco forman el grupo de comunidades autónomas con un nivel competitivo alto. En el grupo medio-alto se sitúan Cataluña y Aragón. Mientras que nueve CC.AA., La Rioja, Castilla y León, Cantabria, Asturias, Galicia, Comunidad Valenciana, Baleares, Murcia y Canarias, constituyen el grupo con un nivel de competitividad medio-bajo. En el furgón de cola encontramos a Castilla-La Mancha, Andalucía y Extremadura.

Competitividad CC.AA.

Estos grupos son el resultado del estudio Índice de Competitividad Regional (ICREG) 2017 elaborado por el Consejo General de Economistas y que ofrece tanto un análisis dinámico de la competitividad de las Comunidades Autónomas en España en el periodo 2008-2016 como la visión de la competitividad comparada desde la óptica de los ejes que la determinan.

El informe analiza 53 indicadores estructurados en torno a siete ejes competitivos: entorno económico, capital humano, mercado de trabajo, entorno institucional, infraestructuras básicas, entorno empresarial e innovación. Identifica, por una parte, los ámbitos de la economía en los que existen ventajas o deficiencias a nivel regional; y, por otra, cuantifica los cambios experimentados en los diferentes ejes de competitividad y las tendencias a medio plazo.

Según recoge un artículo El Confidencial, la brecha entre la región más competitiva, la Comunidad de Madrid, y la última, Extremadura, ha crecido durante todo este periodo. El nivel de competitividad de Madrid antes del inicio de la crisis era un 221% superior al de Extremadura y en 2016 era ya un 266% superior. Esta divergencia entre las dos regiones evidencia hasta qué punto España sufre un problema de cohesión económica y cómo las regiones con menor nivel de renta han sido las perdedoras de la crisis.

¿Por qué analizar la competitividad regional?

Los autores buscan un concepto que explique las causas de los desiguales niveles de renta de los ciudadanos, los distintos niveles de crecimiento económico y la mayor capacidad de atracción de inversiones que unas CC.AA. tienen frente a otras.

Además, según el Índice Global de Competitividad 2017-2018 del World Economic Forum, España se encuentra en la posición 34 entre 137 países y ocupa el puesto 16 en el ranking de países europeos, superando a Polonia, Lituania, Portugal e Italia. Y el incremento de la competitividad de las regiones podría ayudar a que España mejore su posición en la foto global.

Efecto procíclico

El estudio evidencia:

  • El empeoramiento de la competitividad en el periodo recesivo (2008-2013).
  • En el periodo de recuperación (2013-2016) todas las CC.AA. experimentan una intensa mejora del ICREG.
  • Los valores mínimos se obtienen mayoritariamente en el año 2009.
  • Los mejores registros se alcanzan de manera generalizada (13 de 17 CC.AA.) en el último año del periodo (2016).
  • En la fase de crisis, los ejes mercado de trabajo infraestructuras básicas y entorno económico registran las mayores pérdidas, contribuyendo negativamente en todas las CC.AA. Mientras que los ejes capital humano e innovación mejoran de forma ininterrumpida sus resultados, siendo los únicos que en todas las comunidades contribuyen positivamente.El factor que más contribuye a la desigualdad en la competitividad es precisamente el que más debería ayudar, el de las infraestructuras básicas. La diferencia en este eje entre Madrid y Extremadura alcanzó el 640% en 2016 y la brecha con Andalucía fue del 390%. La diferencia en las infraestructuras públicas entre la capital de España y las dos comunidades del sur es tan amplia que resta mucha competitividad a estas últimas.
  • Entre 2013 y 2016, seis de los siete ejes, además del propio índice ICREG, mejoran sus resultados. Los ejes entorno económico, mercado de trabajo y el ICREG experimentan los incrementos más significativos. Estos dos ejes son ahora los que contribuyen positivamente en todas las CC.AA.
  • En 2016, cuatro de los siete ejes (capital humano, innovación, entorno empresarial y entorno económico) junto al ICREG, alcanzan valores claramente superiores a los de 2008. A los ejes de mercado de trabajo e infraestructuras básicas, aun habiendo avanzado, todavía les falta recorrido para recuperar los valores previos a la crisis. Los ejes de capital humano e innovación son los que presentan un mejor comportamiento respecto a 2008.
  •  A lo largo del periodo 2008-2016, la mejora de las bases competitivas se sustenta en la contribución positiva de los ejes económico, capital humano, entorno empresarial e innovación, que compensa la menor contribución de mercado de trabajo e infraestructuras básicas.

 

Artículos relacionados

Turismo España 2017: cinco cifras que explican el nuevo récord

Los países más competitivos para atraer talento (Ranking)

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados