"Enhorabuena, ya eres un banquero central": Powell se estrenará en la Fed con una subida de los tipos

31/01/2018
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MRL 12,40 EUR 0,98% Operar
TRE 26,20 EUR 0,96% Operar
GAS 22,41 EUR 0,86% Operar
REE 17,36 EUR 0,64% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

La última reunión de Yellen prepara el camino para elevar los intereses en marzo.
Como Bernanke, y casi como Greenspan, Powell debutará con un aumento del precio del dinero.
Janet Yellen ha prestado este miércoles su último servicio como presidenta de la Reserva Federal (Fed). Ha preparado el terreno para que su sucesor desde este mismo fin de semana, Jerome Powell, eleve los tipos de interés en su primera cita como mandamás del banco central estadounidense. Será su bautismo como 'banquero central'.
Porque eso, subir los tipos, endurecer las condiciones monetarias, ha sido siempre el hecho distintivo de ser banquero central. Al menos, en la vieja escuela. Por eso, cuando en septiembre de 1987, apenas un mes después de alcanzar la presidencia de la Fed, Alan Greenspan ejecutó su primera subida de los intereses, recibió una llamada de su predecesor, Paul Volcker, todo un halcón capaz de subir el precio del dinero en EEUU hasta el 20% a comienzos de los años 80 para aniquilar la inflación. "Enhorabuena", le dijo Volcker, "ahora que has subido los tipos de interés ya eres un banquero central".

Powell no tendrá que esperar mucho, apenas nada, para recibir una llamada similar. Como le pasó a su vez al predecesor de Yellen, Ben Bernanke, que también se estrenó en marzo de 2006 con un repunte de los tipos, todo indica que Powell saldará la reunión de los días 20 y 21 de marzo, la primera la que oficiará ya como presidente tras haber asistido en los últimos años como gobernador de la Fed, con un incremento del precio del dinero. El mercado concede una probabilidad superior ya al 80% al aumento en esa cita; un día antes, esa proporción se situaba en el 72%.



Lo que ha ocurrido por el camino es la primera reunión de política monetaria de 2018 de la Fed, que también ha sido la última de Yellen tras cuatro años como presidenta. Y aunque se ha saldado sin cambios en los tipos, que permanecen por tanto en el 1,25-1,50% en el que se encuentran desde diciembre, sí ha incluidos dos novedades que preparan el terreno hacia esa esperada subida de marzo.

La primera, el mayor optimismo con el que la Fed ve la situación económica. Ha reiterado que el mercado laboral se sigue fortaleciendo y que el crecimiento es "sólido", pero ha ampliado esta solidez al consumo de los hogares, a la inversión empresarial y a la mejora del mercado laboral, un matiz relevante.

Y la segunda, aún más determinante si cabe, alude a los precios. Es decir, al factor que ha propiciado que Yellen haya protagonizado una gradual subida de los tipos bajo su mandato: cinco desde finales de 2015. En diciembre, la Fed reconocía que todavía veía la inflación "algo por debajo del objetivo del 2% a corto plazo". Ahora ya no lo encuentra así. Cree que los precios "se moverán al alza y que los precios se estabilizarán en torno al objetivo del 2% a medio plazo". O lo que es lo mismo, menos miedo y más confianza en que los precios acabarán subiendo.

Terreno sembrado, por tanto. Para que Powell se estrene a lo grande en marzo. Y para que la Fed haga bueno el pronóstico de que, por segundo año consecutivo, en 2018 elevará los tipos hasta en tres ocasiones. Es la herencia de Yellen. Porque ella ya es historia.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados