Panorama eco noviembre 2018

Panorama económico: Normalización gradual y crecimiento más asimétrico

12/11/2018

Las estimaciones de la Comisión Europea prevén un crecimiento de +1,9% en 2019 para Europa

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
BKT 6,46 EUR 4,60% Operar
SAB 1,06 EUR 3,77% Operar
IAG 6,11 EUR 3,70% Operar
CABK 2,65 EUR 3,47% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Jesús Amador Castrillo, analista

Panorama Económico (noviembre 2018), por Jesús Amador, analista de Bankinter

 

El ciclo económico global continúa siendo favorable, a pesar de la reciente pérdida de inercia y la asimetría en el ritmo de expansión de  las diferentes áreas. EE.UU. destaca por sus elevados niveles de crecimiento y empleo con unas expectativas de inflación bajo control. Por el contrario, el crecimiento económico ha desacelerado más de lo esperado en la UEM, afectada también por la incertidumbre derivada del presupuesto italiano. El sentimiento económico se recupera de forma tímida en los emergentes, cuyas divisas se estabilizan ante la expectativa de una negociación comercial entre EE.UU. y China y la mejora de perspectivas en India y Brasil.

La pérdida de impulso del ciclo ha sido más tangible en la Eurozona, penalizada por un menor crecimiento y una mayor incertidumbre política. El crecimiento del PIB en 3T18 se ha ralentizado hasta +1,7%. La desaceleración frente a los niveles superiores a +2,5% de finales de 2017 y una convergencia hacia tasas de expansión acordes al potencial de crecimiento a largo plazo era previsible.

Sin embargo, los datos más recientes han sido más débiles de lo esperado y algunos indicadores adelantados se han situado en niveles mínimos desde 2016. Por otra parte, el elevado déficit fiscal que contempla el presupuesto de Italiaes un factor de incertidumbre. No obstante, los indicadores PMI continúan anticipando expansión en  próximos trimestres y las estimaciones de la Comisión Europea prevén un crecimiento de +1,9% en 2019. El BCE califica la situación actual como una pérdida de momentum, y no como un descenso de la actividad económica, lo que no impedirá que el BCE finalice su programa de compra de activos (APP) en diciembre.

España ha destacado favorablemente el contexto europeo, ya que el PIB ha mantenido el ritmo de crecimiento en 3T18 (+0,6% en tasa trimestral; +2,5% en tasa interanual), y ha conseguido frenar transitoriamente la tendencia de ralentización que indicaban algunos indicadores adelantados durante el verano. No obstante, la pérdida de impulso del consumo de y las exportaciones constituyen elementos a vigilar

En contraste con la ralentización europea, destaca la coyuntura expansiva de EE.UU., cuya economía permanece en una situación envidiable: crecimiento del PIB de +3,0% interanual, tasa de desempleo en mínimos de los últimos 48 años y unas expectativas de inflación controladas, tras la desaceleración del deflactor del consumo hasta +2,0%.

La fuerte creación de empleo ha impulsado los  salarios, que crecen a tasas superiores a +3% interanual por primera vez desde 2009, lo que refuerza la confianza del consumidor de cara a la Holiday Season (Acción de Gracias-Black Friday-Navidad). Asimismo, la estabilización del mercado tras el sell-off de octubre ha permitido que las condiciones financieras no se endurezcan y que la Fed mantenga su plan de subir su tipo de interés en diciembre hasta 2,25% / 2,50%. Este ritmo gradual de subida de tipos se está digiriendo sin  problemas.

Desde el punto de vista económico, el desenlace de las elecciones midterm también parece positivo. El control de la Cámara de Representantes por parte del Partido Demócrata no cambiará la esencia de la política fiscal expansiva llevada a cabo desde 2017 y puede llevar a Trump a adoptar una posición menos beligerante con China en la negociación comercial.

Precisamente la expectativa de una negociación comercial con China en la cumbre del G-20 que tendrá lugar en Argentina a finales de noviembre es uno de los factores que mejora de flujo de noticias acerca de las economías emergentes, tras un verano marcado por los problemas de Argentina y Turquía. China continúa presentando riesgos significativos, ya que el gobierno intenta compensar el impacto negativo del proteccionismo introduciendo más estímulos a un volumen de crédito que ya parece excesivo.

Sin embargo, la estabilización de las divisas emergentes sugiere que lo peor podría haber quedado atrás y la situación comienza a mejorar en algunos países. Entre ellos, destacan positivamente India, que presenta un potencial de crecimiento del PIB superior a +7%, y Brasil, cuyos indicadores adelantados parecen reactivarse ante la expectativa de las reformas estructurales que pueda implementar el nuevo gobierno.

En definitiva, el ciclo expansivo se encuentra en una fase de normalización y madurez, pero no hay elementos para pensar que dicha madurez no vaya a prolongarse.

 

Descárgate el documento adjunto para ver el informe completo

Más informes del departamento de análisis Bankinter

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados