Colchón imprevistos

¿Cuánto dinero es suficiente tener ahorrado en la cuenta corriente para imprevistos?

15/02/2018

Tener un fondo de emergencia es muy importante, pero almacenar dinero de más puede ser una oportunidad perdida

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
IDR 9,68 EUR 1,73% Operar
MEL 7,60 EUR 1,27% Operar
SGRE 12,84 EUR 1,22% Operar
VIS 49,38 EUR 0,73% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redes Sociales

Tener poco dinero en la cuenta corriente puede ser un problema, pero almacenar dinero de más también puede ser una oportunidad perdida. Por ello, es importante conocer cuánto dinero es adecuado tener en la cuenta corriente para:

  • conseguir ahorrarlo, si no tenemos aún un colchón de seguridad 
  • buscar un destino más productivo al exceso de liquidez, si tenemos la suerte de sobrepasar el importe definido

El objetivo en el primer caso es ganar en tranquilidad y conseguir unos ahorros que nos permitan afrontar imprevistos sin necesidad de pedir ayuda. En el segundo caso es que el dinero trabaje por nosotros, nos rente y nos ayude a cumplir nuestros objetivos financieros más rápido, ya sean ahorrar para la jubilación, comprar una casa, pagar los estudios de los hijos, hacer el viaje de nuestros sueños, etc.

Y es que tomar conciencia y llevar a cabo esta estrategia es relevante por dos grandes motivos:

  1. Si se destina el dinero “sobrante” a inversión de acuerdo con nuestro perfil de riesgo se puede obtener un dinero extra importante.  Así, por ejemplo, si destinamos 25.000 euros durante 15 años, conseguimos un 3% de rentabilidad y reinvertimos los intereses, al final del periodo esos 25.000 euros serán casi 39.000 euros. Si consiguiéramos un 5%, el resultado final rondaría los 52.000 euros.
  2. Si por el contrario tenemos el dinero “parado”, no solo dejaríamos de obtener intereses por ese ahorro, sino que además ese ahorro previsiblemente perderá poder adquisitivo debido a la inflación (coste de la vida).

Muchos ahorradores están de acuerdo con estas ideas, pero no encuentran el momento adecuado para hacer el cambio. En muchos casos es porque además tienen dudas sobre: ¿cuánto dinero debo reservar en la cuenta corriente para imprevistos? ¿cómo lo calculo?.  A continuación te facilitamos unas fórmulas para tener una aproximación adecuada según tu perfil.

¿Cómo calcular un colchón para imprevistos?

El Banco de España (BDE) denomina “fondo de emergencia” al colchón de dinero necesario para afrontar imprevistos y situaciones de emergencia. Lógicamente, la cantidad necesaria dependerá de las circunstancias personales de cada uno: con qué ingresos cuenta la familia, cuántas personas están a nuestro cargo y qué otras opciones tendríamos para encontrar dinero rápidamente en caso de necesidad.

Vamos a intentar traducir esas palabras en fórmulas sencillas que nos ayuden a calcular de forma personalizada a la pregunta de cuánto dinero necesitamos tener en la cuenta corriente:

Opción 1 (menos conservadora): Entre tres y seis meses de gastos

Los expertos aconsejan acumular un fondo de emergencia equivalente a entre tres y seis  meses de gastos normales. Es decir, lo suficiente para pagar la hipoteca/alquiler, la cuota del resto de préstamos, así como la comida, luz, seguros, colegios… durante ese periodo. Así, por ejemplo, si tenemos un sueldo de 2.000 euros netos y gastos mensuales de 1.500 euros, la cantidad destinada a este fondo de emergencia debería estar entre los 4.500 y 9.000 euros (entre tres veces o seis veces los gastos mensuales).

Opción 2 (más conservadora): Seis meses de salario

Una forma rápida, sencilla y algo más conservadora de estimar el importe del colchón financiero, es contar con un importe equivalente a entre tres y seis meses de salario  (o de ingresos mensuales).  Para el ejemplo anterior, equivaldría a 6.000 - 12.000 euros.

Así pues, una persona con una saneada posición económica y con un salario neto de unos 2.000 euros al mes, debería conservar en la cuenta corriente entre 4.500 y 12.000 euros (adicionales a los gastos corrientes) según sus preferencias y buscar un destino más rentable para el resto de su liquidez.

¿Cómo optimizar mi dinero?

Si no tenemos nada ahorrado hay que fijarse un objetivo que nos aporte seguridad dentro de esos niveles y proponernos ahorrar mes a mes una cantidad, por pequeña que sea, hasta alcanzarla.

Por el contrario, si ya disponemos de esa cantidad ahorrada en la cuenta corriente sería recomendable destinar el exceso de liquidez a invertir en productos de ahorro-inversión a medio y largo plazo  que nos permitan  generar unos intereses superiores a la inflación. En cualquier caso siempre tenemos que asegurarnos que los productos en los que invirtamos se adapten a las características personales, plazo y perfil de inversión de cada uno, por lo que si no estamos seguros debemos preguntar a un especialista o gestor.

Como último consejo, debemos revisar periódicamente la cantidad que se necesita en el fondo de emergencia para reducirla o incrementarla  si ha quedado desfasada. Es la mejor fórmula para estar siempre en el punto justo de tranquilidad y rendimiento.

Dinero-ahorro-imprevistos-cuenta-corriente

 

Artículos relacionados

Cuentas corrientes sin nómina: remuneradas, sin comisiones, con tarjetas de crédito...

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados