El mexicano Carlos Fernández y el israelí Marynberg toman el 10% de Prisa tras su 56º ampliación desde 2007

22/02/2018
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MTS 25,66 EUR 2,62% Operar
SGRE 12,26 EUR 2,60% Operar
TRE 28,02 EUR 2,56% Operar
IAG 7,84 EUR 2,11% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Prisa, dueña del diario El País, Santillana, Cadena Ser y As, tiene nuevos accionistas tras la retirada de Telefónica, HSBC y Caixabank en la ampliación de capital.
Desde 2007, Prisa ha realizado 56 ampliaciones por canjes de deuda, warrants o incorporación de nuevos inversores.
Un libanés (Joseph Oughourlian), un mexicano (Carlos Fernández) y un israelí (Zev Marynberg) se han convertido en los nuevos referentes en el accionariado de Prisa tras la enésima ampliación de capital (563 millones de euros) que ha llevado a cabo el grupo de medios para no quebrar. Su ascenso en el capital se produce tras el paso atrás de HSBC, Caixabank y Telefónica, que agrupaban el 27% del capital de Prisa, pero no han respaldado la nuevo inyección de fondos al vender sus derechos y diluirse en el capital. Sin embargo, ya tienen relevo.
Uno de los más destacados es Carlos Fernández González, fundador y consejero delegado del holding mexicano Finaccess, se ha hecho con 22,4 millones de títulos de Prisa, equivalentes al 4% del capital y valorados en 42 millones de euros. Fernández González ya no es un desconocido en la bolsa española. Es consejero de Banco Santander y el principal accionista de Inmobiliaria Colonial. Aliado con Credit Suisse, el mexicano ha creado en torno a Finaccess uno de los mayores grupos inversores de México, agrupando a fortunas como los antiguos dueños de Cervezas Modelo (Coronita).

También aparece como nuevo accionista en el capital de Prisa el ‘hedge fund’ Adar Capital, fundado por el israelí Zev Marynberg. Este fondo ha comprado 29,8 millones de títulos, el 5,8% del grupo de comunicación, que vale en bolsa unos 56 millones de euros. Adar ha cobrado presencia en Prisa después de tomar participaciones significativas en otras compañías españolas como la promotora inmobiliaria Neinor Homes, donde tiene algo más del 5% del capital.

Junto a la aparición de Fernández y Marynberg, el gran pagador de la ampliación ha sido el fundador de Amber Capital, Joseph Oughourlian, que se ha hecho con el mando del accionariado al elevar su participación del 18% al 26% de Prisa. El gestor del hedge fund británico ha sido en los últimos años una de las grandes voces críticas con la gestión de Juan Luis Cebrián y uno de los impulsores de su salida.

VUELCO EN LA COMPAÑÍA

Oughourlian, de origen libanés, ha provocado también un auténtico vuelco en el consejo de administración. En diciembre de 2017, Prisa vivió la salida de varios históricos consejeros como Cebrián como Gregorio Marañón, José Luis Leal, Alain Minc, Elena Pisonero, John Paton, Alfonso Ruiz de Assin y Dominique D’Hannin. Entre las incorporaciones más destacadas se encuentran Javier Monzón (expresidente de Prisa y consejero de Santander), Javier Gómez Navarro (exministro de Turismo) y Javier de Jaime, responsable del fondo CVC en España.

Rucandio, el vehículo que agrupa a los Polanco, ha recortado su participación al 15% desde el 17,5% anterior, mientras Telefónica, que tenía el 13,5% de la compañía de medios, ha pasado a tener un 9,5%. La operadora ha registrado en los resultados de 2017 una minusvalía de 30 millones de euros asociada a su inversión en Prisa.

También han reducido su participación HSBC y Caixabank, que tenían el 9% y 4%, respectivamente, pero ya anunciaron que se iban diluir al vender sus derechos en la ampliación de capital. Poco se sabe del resto de accionistas. Los cataríes de International Media Group, por ejemplo, no han actualizado todavía su posición del 8,5%, como tampoco lo han hecho los mexicanos del Grupo Herradura Occidente (Roberto Alcantara Rojas), que contaban con el 8,9% de las acciones antes de la ampliación de capital.

DIEZ AÑOS RESCATANDO A PRISA

Venta de activos, canje de deuda, conversión de warrants, emisión de acciones… El rescate financiero permanente en el que vive el Grupo Prisa desde hace diez años vive ahora un nuevo capítulo con su quincuagésima sexta 56º ampliación de capital, es decir, que cada dos meses Esta vez, la empresa dueña de El País, Cadena Ser, As o Santillana, inició en enero una macro-recaudación de dinero entre sus accionistas, valorada en hasta 563 millones de euros.

La inyección de oxígeno financiero forma parte de un nuevo rescate de Prisa, aunque para completarlo deberá cerrar con éxito la venta del 75% Santillana y la refinanciación de la deuda bancaria (casi 1.000 millones) del grupo antes del próximo verano. La operación, que comenzó el 26 de enero, ha culminado el pasado 20 de febrero con la admisión a cotización de las nuevas acciones: una avalancha de papel de 469 millones de títulos, a razón de 1,2 euros. Es la última de las inyecciones de capital que ha cambiado radicalmente el accionariado de la compañía desde 2007.

Fue en aquel año cuando se endeudó por encima de sus posibilidades en la fatídica OPA sobre su filial Sogecable. Aquella operación, liderada por Javier Díez de Polanco (hoy consejero de Mediaset), llevó a Prisa a una deuda financiera de 5.000 millones de euros y a una situación de permanente rescate financiero. Prisa ha elevado su número de acciones hasta en 56 ocasiones en diez años como parte de sus canjes de deuda, conversión de warrants o emisión de nuevas acciones.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados