Gig economy

¿Qué es la gig economy y cómo está transformando el mercado laboral?

07/02/2018

‘Gig economy’ crea un nuevo espacio laboral para ser contratado puntualmente para trabajos esporádicos

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
SGRE 11,90 EUR 0,63% Operar
TL5 6,29 EUR 0,22% Operar
IDR 10,47 EUR 0,19% Operar
MRL 11,90 EUR -0,08% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redacción

La gig economy o economía de los pequeños encargos es una nuevo relación laboral en el que se contratan empleados puntualmente para trabajos esporádicos en los que los empleados aportan todo lo necesario para la actividad. Un termino que no es nuevo, pero gracias al desarrollo de la tecnología este modelo está al alza.

Uber o Airbnb ya usan la gig economy, pero no solo se reduce a este tipo de empresas. En 2017, Amazon anunció 247 puestos de atención al cliente para trabajar desde casa –con el objetivo de llegar a 5.000 puestos– y GitHub, la empresa de desarrollo de software, también quiere ingenieros dispuestos a programar desde sus hogares. Otras de las compañías con empleados de perfil técnico, o dedicados a los apartados de Control de Calidad, Atención al Cliente, o Data Entry son Xerox, Adobe o Lenovo, según recoge este artículo de TIC Beat

Para Nicholas Bloom, profesor de Stanford Graduate School of Business, requerir que los empleados estén en la oficina es una tradición laboral obsoleta, establecida durante la Revolución Industrial. “Dicha inflexibilidad ignora los sofisticados métodos de comunicación actuales y los viajes largos, y en realidad lastima a las empresas y empleados. Trabajar desde casa es una tecnología de futuro. Creo que tiene un enorme potencial”, dijo Bloom durante el TEDxStanford celebrado en abril del pasado año y recogido en el artículo de Stanford Business.

En su cuarta edición el informe Freelancing in America: 2017 (FIA) estima que 57,3 millones de norteamericanos trabajan como freelance, lo que representa el 36% de la fuerza laboral del país, y generan 1,4 billones de dólares a la economía de Estados Unidos. “El 54% de esta fuerza laboral cree que el trabajo que ahora hacen no existirá dentro de 20 años y que la resilencia es una habilidad crítica”, añade el estudio. Y en vista de esto no sorprende una de las conclusiones de este informe: la mayoría de trabajadores de Estados Unidos será freelance y si se mantiene esta tasa de crecimiento, esto pasará en 2027.

En la misma línea predice el futuro MBO Partners en su informe 2017 State of Independence in America, recogido en este reportaje de Forbes: “En los próximos años, casi la mitad de la fuerza adulta de Estados Unidos será o habrá tenido experiencias al menos una vez con el trabajo independiente”. El artículo, titulado Tres formas en que la tecnología cambiará la economía del Gig en 2018, plantea que tecnología servirá como la columna vertebral del crecimiento de la economía en 2018 y reconoce que, debido a que el modelo actual de la fuerza de trabajo está cambiando, las organizaciones deben adoptar estas tecnologías o correr el riesgo de perder terreno significativo ante organizaciones más ágiles y con visión de futuro.

Amenazas y oportunidades de la gig economy

Si la flexibilidad es una de las ventajas que ofrece esta nueva forma de trabajar, las mayores críticas vienen del riesgo de precarización laboral y una uberización de la economía.  Además, la crisis económica ha traído congelación de plantillas, salarios a la baja y aumento de la externalización, lo que ha ahondado en la brecha entre los trabajadores que conservan su puesto indefinido con aquellos, la mayoría jóvenes o mayores de 45 años, que están desempleados o acceden a trabajo a tiempo parcial.

“La precariedad no la han inventado las plataformas. Las formas atípicas de relación laboral (trabajos temporales, subcontratas) llevan creciendo desde hace décadas, y más en países como España. Lo único que van a hacer las plataformas digitales es acelerar esa tendencia", advierte por su parte Albert Cañigueral, conector para España y Latinoamérica de OuiShare y experto en economía digital en un reciente artículo de El Mundo que reflexiona sobre el impacto de una economía basada en plataformas ‘colabortivas’ y algoritmos. Y hay quien defiende que a mayor especialización y conocimiento es más fácil poder vivir bien en la gig economý. Es decir, que no es lo mismo ser un repartidor de Deliveroo que un especialista en virtualización.

Y en esta línea de debate, el presidente ejecutivo de Uber ha pedido al estado de Washington que desarrolle un "sistema de beneficios portátil" para darles a los trabajadores de la gig economy acceso a un sistema de atención médica y de planificación de la jubilación”, según recoge una noticia el diario The Hill.

“Desde una perspectiva de liderazgo, es hora de volver a preguntarse: ¿qué significa trabajar? ¿Quién debería hacer el trabajo? ¿Y cómo deberían hacerlo? Al hacer las preguntas correctas, creemos que estamos en el buen camino para crear el futuro del trabajo”, concluye Forbes su artículo a modo de reflexión.

 

Artículos relacionados

At Home Advisor: el nuevo puesto de trabajo en Apple

Uso de la economía colaborativa en Europa en 2017 (ranking)

Desarrollo digital en España: Tarde para el juego pero ahora con una posición ideal

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados