inversiones extranjeras España

La importancia de las inversiones extranjeras en España

24/04/2018

Las inversiones extranjeras han sido un elemento clave para el crecimiento de nuestra economía

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
TL5 4,69 EUR 2,31% Operar
CLNX 47,51 EUR 0,96% Operar
MAS 17,28 EUR 0,47% Operar
ITX 29,31 EUR -1,05% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redacción

Las inversiones extranjeras han sido un elemento clave para el crecimiento de nuestra economía. En estos días en que se habla de proteccionismo, España podría ponerse como ejemplo de una economía abierta, ya que ocupa el 14º lugar en el ranking mundial de países receptores de inversiones y el 13º como país inversor en el extranjero en este mismo ranking.

España como receptor de inversiones

Conviene tener muy en cuenta dos datos, empleos y exportaciones, para valorar en toda su dimensión la importancia de la inversión extranjera. Es responsable de 1,1 millones de empleos, un 6,6% del total.

Importancia inversión extranjera España

Fuente: SIFDI

Esto es bueno pero en una economía globalizada muchos procesos productivos pueden ser deslocalizados con mucha facilidad lo que obliga a proporcionar condiciones de competitividad y de infraestructuras muy atractivas para las empresas. Nuestro país cuenta, en general, con estas ventajas y además con otra nada desdeñable: estar dentro de la Unión Europea que proporciona a las empresas el acceso a una mercado muy importante y próximo, característica esta última que es cada vez más valorada en el comercio internacional.

De hecho buena parte de las inversiones extranjeras están concebidas para exportar (casi 137.000 millones de euros en 2017).

De acuerdo con los datos del Ministerio de Economía la inversión extranjera en España en 2017 alcanzó los 36.122 millones de euros, la cifra más alta desde 2008 y un 0,7% superior a la de 2016.

En términos netos (inversiones menos desinversiones) la inversión extranjera se situó en 24.545 millones de euros, un 12,3% menos que en 2016, una caída que sigue la pauta de lo ocurrido en el resto del mundo donde se estima que los flujos de inversión cayeron un 16% en 2017.

Los principales países inversores fueron:

  • Luxemburgo: 20,9%, este porcentaje tan alto se explica porque en el Grand Ducado tienen sus sedes importantes empresas por motivos fiscales.
  • Alemania: 13,6%
  • Reino Unido: 13,1%
  • Estados Unidos: 10,7%
  • Francia: 9,7%

Entre los cinco concentran el 68% del total.

Los principales sectores de destino de la inversión productiva fueron:

  • Actividades inmobiliarias: 13,2% del total.
  • Suministro de energía eléctrica y gas: 10,3% del total.
  • Servicios financieros: 7%
  • Telecomunicaciones: 6,7%
  • Comercio al por mayor: 6,4%

¿Cómo se reparten las inversiones por CC.AA.?

Por CC.AA., la inversión se concentra en: la Comunidad de Madrid, con 14.521 millones (61,1% del total y aumento del 24,7%); Cataluña, con 3.093 millones (13% del total y un descenso del 39,8%) y País Vasco, con 2.616 millones (11% del total y un aumento del 70,8%). Las tres agruparon el 85,1% de la inversión productiva.

Una de las características más notables es que el sector donde más se ha invertido es el inmobiliario, es decir, una inversión centrada principalmente en bienes preexistentes no productivos y que puede tener un componente especulativo muy alto. Se compra un bien, se revaloriza, se vende y el capital se va.

Si éste puede ser uno de los puntos débiles de la inversión extranjera, otro, muy vinculado, es que la inversión productiva puede decaer a medida que se desarrollan los procesos de robotización.

Y una condición necesaria es la estabilidad política. Sin ella no hay inversiones extranjeras.

España como inversor

España también es inversor en el extranjero. En 2017 la inversión española en el exterior alcanzó los 30.736 millones de euros, un 42% menos que en 2016. La caída de la inversión se debió fundamentalmente a una única causa, una sociedad española absorbió una filial en el exterior, liquidando por tanto su inversión.

El destino principal de la inversión española bruta fue:

  • A EE.UU., un 14,2%,
  • A Francia, 14,1%,
  • A México, 8,7% del total.

De todo ello podemos concluir que España que tiene una economía muy interconectada, está objetivamente interesada en que se amplíen o al menos e mantengan las reglas actuales del comercio internacional.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados