El dólar marca nuevos máximos de 2018 contra el euro, con el bono a 10 años de EEUU disparado

16/05/2018
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CIE 27,46 EUR 2,62% Operar
TRE 27,17 EUR 2,41% Operar
TEF 6,86 EUR 2,39% Operar
SAB 1,47 EUR 2,15% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

La rentabilidad de la renta fija escala a máximos de siete años en una nueva jornada de dominio de los alcistas.
La lira y el peso argentino, cerca de sus mínimos históricos ante el empuje del dólar.
Los que se han mantenido alcistas en el dólar de EEUU están de enhorabuena. Las caídas del billete verde, vistas entre el viernes y el lunes, no han sido más que una corrección después del pronunciado rally de la moneda estadounidense desde mediados de abril. Y tras el retroceso, durante el que el euro no dejó escapar la oportunidad de escalar a un máximo de 10 días, en las inmediaciones de los 1,20 dólares, las compras han regresado a la moneda de EEUU, aupadas por el máximo de siete años en la rentabilidad de la renta fija.
Y ha subido con ganas. Se cambia de manos en un nuevo máximo de 2018, cerca de los 1,1850 dólares contra el euro, niveles no vistos desde el 19 de diciembre. La libra también ha dejado, este martes, un mínimo de 2018, rendida ante el músculo del dólar, en los 1,3450 billetes verdes, precios del 29 de diciembre, y planea este miércoles sobre este precio.

En cuanto a los emergentes, mantienen su declive de las dos sesiones anteriores. El rand sudafricano cedió cerca de un 1% el martes y el rublo lo hizo un 0,5%, pero quienes siguen liderando las caídas son la lira turca y el peso argentino. Ambas monedas se mantienen cerca de sus recientes mínimos históricos, en las 4,4749 liras, la primera, y los 25 pesos, la segunda.

“El catalizador de la renovada presión vendedora de las monedas de los mercados emergentes es difícil de determinar”, señala Jameel Ahmad, analista de FXTM. Los inversores han vuelto a las compras en el dólar ante las monedas de los países en desarrollo y “las últimas indicaciones sugieren que el motivo podría estar ahora más allá de las expectativas de incrementos de tipos por parte de la Reserva Federal de EEUU”. De hecho, “la persistente debilidad de la lira turca podría estar pesando sobre el sentimiento general del mercado emergente”.

"Aunque los inversores anteriormente trataban los desarrollos en torno a monedas como la lira turca y el peso argentino como cuestiones aisladas, ahora estamos notando similitudes entre la venta masiva en Turquía y Argentina que declives en todos los mercados emergentes", agrega este analista.

BONO A 10 AÑOS, DISPARADO

Con todo, sí hay una causa del último repunte del dólar. El buen dato del gasto del consumidor borró el mal sabor de boca dejado por la débil inflación de la semana pasada y disparó los tipos de interés del bono americano a 10 años, que ha superado el 3,07%, máximo desde 2011, mientras el rendimiento del bono a 2 años ha rebasado el 2,58%, máximo desde 2008.

Los inversores descuentan un crecimiento económico más sólido en EEUU y un repunte de la inflación, lo que obligará a la Reserva Federal (Fed) a mantener (o incluso acelerar) su política gradual de endurecimiento monetario, que consiste en subir los tipos de interés y reducir el tamaño de su balance.

Al mismo tiempo, el mercado también descuenta un aumento del déficit público norteamericano y una mayor oferta de bonos en el mercado para financiarlo, lo que hace temer a algunos inversores que la Fed pierda el control férreo que ha mantenido sobre las condiciones financieras y monetarias con los estímulos aplicados en los últimos años.

¿CANTO DEL CISNE O SIGUE EL RALLY?

En medio de esta panorama, los expertos siguen sin ponerse de acuerdo en si de verdad se acabó lo que se daba para el dólar y lo vivido ayer no es más que el canto del cisne del rally o si hay que seguir largos en la moneda de EEUU. “Creemos que las ganancias del dólar desde mediados de abril aún tienen que revertir más”, indican analistas de Maybank. “Los elevados precios de la energía y los productos básicos, sumado a la mejora de los mercados laborales, debería hacer mella en la inflación en todas las grandes economías y acabar por eliminar los estímulos monetarios”, agregan.

En cambio, Stephen Innes, analista de Oanda, asegura que “los diferenciales de las tasas de interés seguirán jugando a favor del dólar”, por lo que mantiene su posición alcista en el ‘billete verde’. Y no cree que esto vaya a cambiar “hasta que haya una ola de datos económicos positivos de países que no sean Estados Unidos, o hasta que el Banco Central Europeo comience a mostrarse abiertamente agresiva en lugar de hacer sólo tentativas”.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados