El BdE advierte: las pensiones costarán un 3,5% más del PIB en 2050

22/05/2018
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
DIA 0,75 EUR 4,44% Operar
TRE 23,01 EUR 2,27% Operar
ANA 79,20 EUR 0,97% Operar
ELE 20,22 EUR 0,90% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

El envejecimiento es el principal factor de riesgo para la economía.
El coste dependerá de la tasa de sustitución y de un factor de revalorización sostenible.
El Banco de España (BdE) es tajante, el envejecimiento de la población supone el principal riesgo para la economía, lastrando el crecimiento potencial del país y aumentando de manera abismal el nivel de gasto, en un 3,5% sobre el Producto Interior Bruto (PIB) para 2050. Y para ello solo existen dos soluciones, reducir la tasa de sustitución y confiar en un mecanismo de revalorización automático que asegure la sostenibilidad del sistema de pensiones. Y no confirma que sea el IPC.
El coste político de acometer tales reformas es elevado, y el organismo presidido por Luis María Linde lo sabe. "La fragmentación parlamentaria está dificultando la puesta en marcha de medidas legislativas de calado", reza el informe anual del regulador. Una situación que ha condicionado la entrada en vigor del 'Factor de Sostenibilidad' dos ejercicios, hasta el año 2021, y que ha devuelto al IPC al escenario como referencia para la revalorización de las pagas.

Respecto el desequilibrio fiscal público, el organismo recuerda que deberá situarse en el 2,2% del PIB en este año y el esfuerzo estructural acumulado entre 2016 y 2018 deberá ser de 0,6 puntos porcentuales del PIB. Aunque ve "muy probable" que las administraciones públicas sitúen su déficit por debajo del 3% en 2018, advierte de que existe una "mayor incertidumbre" sobre el cumplimiento estricto del grado de reducción exigido del déficit público estructural, que según Bruselas sería todavía elevado, del 3,1% del PIB potencial en este año, el mayor de los 19 países de la UE.Así, el Banco de España considera que la economía española proyecta a futuro un crecimiento potencial "relativamente modesto", con unos niveles por debajo del 1,5% a medio plazo, advierte de que presenta un grado "notable" de vulnerabilidad ante posibles perturbaciones y cuestiona el cumplimiento estricto del grado de reducción exigido del déficit público estructural. Por su parte, las últimas previsiones del Gobierno apuntaban a un crecimiento del 2,7% este año y un alza del PIB próximo al 2,5% en los siguientes ejercicios (2,4% en 2019 y 2,3% en 2020 y 2021).



Como reto "especialmente acuciante" marca también la disminución del empleo, especialmente elevado y persistente en colectivos como el de los más jóvenes y los más mayores, y los de menor nivel de cualificación, para lo que pide orientar las políticas públicas a evitar que permanezcan largo tiempo en desempleo. En materia de productividad, ve preciso combatir el elevado grado de segmentación del mercado de trabajo, orientar la educación a afrontar los retos derivados del progreso tecnológico y la globalización, al tiempo que propone aumentar la asignación de recursos públicos para cerrar la brecha de España en I+D+i respecto al resto de economías europeas.

REFORMA DE LA FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

En cuanto a las administraciones territoriales, responsables de más del 40% del gasto público, el BdE insta a reformar el sistema de financiación con el objetivo de adecuar los ingresos a las necesidades de gasto y garantizar su reparto de manera transparente para incrementar el grado de corresponsabilidad fiscal. Adicionalmente, aboga por retomar el acceso a los mercados de capitales por parte de las CCAA como vía fundamental de financiación de sus desequilibrios fiscales, haciendo uso de los distintos fondos del Estado desarrollados durante la crisis "solo en circunstancias excepcionales".

En todo caso, mientras que estos mecanismos se encuentren operativos, ve necesario que se apliquen de manera estricta los elementos explícitos de condicionalidad con los que estos cuentan sobre la actuación presupuestaria de las administraciones afectadas, para evitar incentivos a políticas presupuestarias inadecuadas.

LA BANCA DEBE REDUCIR EL NÚMERO DE ACTIVOS DUDOSOS

Entre los desencadenantes de la baja rentabilidad del sector bancario en España, destaca el impacto de la morosidad, la contracción de la actividad local, los bajos tipos de interés y el endurecimiento de la regulación bancaria, que obliga a las entidades a reajustar su estructura de negocio.El Banco de España ha instado a las entidades financieras españolas a que continúen tratando de reducir el volumen de activos dudosos y adjudicados en sus balances, a adoptar una actitud "más abierta" a la hora de abordar los efectos de los cambios regulatorios y tecnológicos y a avanzar en el proceso de reajuste de sus dimensiones y de sus líneas de ,negocios.

Señala que, a pesar de la "profunda reestructuración" que ha sufrido el sector bancario español desde el comienzo de la crisis en 2008 y el consecuente aumento de la concentración bancaria, "la rentabilidad del sector no se ha recuperado totalmente y el volumen de activos dudosos en los balances de las entidades es aún elevado".

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados