Repsol obtiene un beneficio récord de 1.546 millones hasta junio, un 46% más

26/07/2018
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
TRE 22,16 EUR 3,99% Operar
DIA 0,69 EUR 2,37% Operar
MEL 8,50 EUR 1,86% Operar
IBE 6,70 EUR 1,36% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Repsol obtuvo un beneficio neto de 1.546 millones de euros hasta junio, lo que representa un incremento del 46% con respecto al mismo periodo del año anterior y el mejor resultado en un primer semestre del grupo en los últimos diez años, informó la compañía.
Por su parte, el beneficio neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios de Repsol, sin tener en cuenta el efecto patrimonial, alcanzó los 1.132 millones de euros, frente a los 1.015 millones obtenidos entre enero y junio de 2017, lo que representa un aumento del 12%.

Según apuntan desde la compañía, Repsol se apoyó en la flexibilidad que le otorga su modelo de negocio integrado y en las medidas de eficiencia y creación de valor implantadas para afrontar con éxito el primer semestre del ejercicio, que respecto al mismo período del pasado año, estuvo marcado por unos precios del crudo más elevados (Brent +36%), unos menores precios del gas (Henry Hub -11%), la debilidad del dólar frente al euro y, en general, un entorno internacional menos favorable para algunos negocios industriales, especialmente la petroquímica.

De esta manera, apuntan a que los resultados se vieron impulsados por el área de 'Upstream' (Exploración y Producción), que aumentó un 91% sus ganancias, hasta los 647 millones de euros, gracias a unos mayores volúmenes de producción y las medidas de eficiencia implantadas en los últimos años, junto con el aumento de las cotizaciones internacionales.

Este resultado es el mayor registrado en este área por la compañía presidida por Antonio Brufau en un primer semestre desde el año 2012, cuando el crudo Brent cotizaba a una media de 113,6 dólares por barril, frente a los 70,6 dólares por barril de media de los seis primeros meses de 2018.

Asimismo, la compañía incrementó su producción de hidrocarburos un 6% durante los seis primeros meses del año, hasta alcanzar los 724.000 barriles equivalentes de petróleo diarios de media.

Mientras, el negocio de 'Downstream' (Refino, Química, Marketing, Lubricantes, Trading, GLP, Gas & Power) registró un resultado de 762 millones de euros, apoyado en mejoras significativas de las áreas. Por su parte, las áreas de Refino y Química se vieron afectadas por la debilidad del dólar frente al euro, un entorno internacional más complejo y por las paradas de mantenimiento de algunas de las instalaciones industriales.

El ebitda se situó en 3.811 millones de euros, un 23% superior a los 3.108 millones de euros logrados entre enero y junio de 2017, lo que demuestra la fortaleza del modelo integrado de Repsol.

La deuda neta del grupo se redujo un 64% respecto al 30 de junio del año pasado y se situó en 2.706 millones de euros al finalizar el semestre, período en el que la acción de Repsol se revalorizó un 14%, por encima del Ibex 35 (18 puntos porcentuales).

ACTUALIZACIÓN DEL PLAN ESTRATÉGICO

Una vez alcanzados, con dos años de antelación, los objetivos que se fijó en el Plan Estratégico 2016-2020 y tras la venta de la participación en Naturgy, el pasado 6 de junio Repsol presentó la actualización estratégica hasta 2020. Esta estrategia se basa en tres pilares: remuneración creciente al accionista; crecimiento rentable del Upstream y del Downstream; y desarrollo de nuevos negocios vinculados a la transición energética.

En este último ámbito, Repsol dio un paso significativo el pasado 27 de junio, al alcanzar un acuerdo con los fondos Macquarie y Wren House, valorado en 750 millones de euros, para la compra de los negocios no regulados de generación de electricidad de bajas emisiones de Viesgo y su comercializadora de gas y electricidad.

El acuerdo, que tendrá efectos económicos desde el 1 de enero de 2018 y se prevé completar en el cuarto trimestre del año, una vez se hayan recibido las autorizaciones regulatorias necesarias, supone la adquisición de una capacidad de generación de bajas emisiones de 2.350 megavatios (MW) y una cartera de cerca de 750.000 clientes, con lo que Repsol refuerza su posición como proveedor multienergía.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados