El IPC de Reino Unido sube un 2,5% en julio, su primera subida de 2018

15/08/2018
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
REP 17,04 EUR 1,55% Operar
CABK 4,05 EUR 1,38% Operar
BBVA 5,67 EUR 1,31% Operar
TRE 27,62 EUR 1,25% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

La inflación sube impulsada por la gasolina, los billetes de transporte y los juegos de ordenador.
El Índice de Precios al Consumo (IPC) de Reino Unido ha subido un 2,5% en julio, logrando así el primer aumento del año. La inflación ha aumentado impulsada, según los datos de la Oficina Nacional de Estadísticas británica (ONS por sus siglas en inglés) conocidos este miércoles, por la gasolina (al alza por el elevado precio del petróleo), los billetes de transporte y los juegos de ordenador.
La inflación venía manteniéndose en el 2,4% durante todo 2018, por lo que esta es la primera vez que se acelera en términos anuales desde el pasado año, concretamente desde noviembre. Lo ocurrido en el presente ejercicio no es más que un reflejo de lo lenta que está siendo la recuperación del poder adquisitivo en muchos hogares de Reino Unido.

Los datos del IPC se han situado en línea con las previsiones de los analistas, aunque no con las del Banco de Inglaterra (BoE). Cuando el organismo que dirige Mark Carney aumentó los tipos de interés por segunda vez desde la crisis a principios de este mes pronosticó que la inflación aumentaría al 2,6% en julio antes de volver a retroceder. El dato que se ha quedado por debajo de esta previsión.

El banco central espera que el IPC descienda hasta situarse justo por encima de su objetivo del 2% en un plazo de dos años, a medida que aumente gradualmente el coste de los préstamos. Sin embargo, muchos analistas apuntan que la inflación será más débil de lo que pronostica el BoE.

Hay que recordar que la inflación tocó su máximo de cinco años el pasado mes de noviembre, cuando alcanzó el 3,1%. En ese momento el efecto de la caída de la libra que se había venido produciendo desde la votación del 'Brexit' fue determinante. Los datos de este miércoles confirman un aumento de los precios de los juegos de ordenador -que a menudo son volátiles- y dejan ver que las tarifas de transporte elevaron su inflación anual en julio. No obstante, algunos de estos aumentos se vieron contrarrestados por las caídas en el precio de la ropa y también por la eliminación de los cargos iniciales por inversión en algunos fondos.

Según Chris Williamson, analista de la consultora Markit, la subida del IPC "contribuye a justificar la reciente decisión del Banco de Inglaterra de subir los tipos de interés". "El Banco de Inglaterra espera que la inflación se modere en los próximos meses, pero los datos de las encuestas relativas a los costes de las empresas y a los precios comerciales sugieren que podría mantenerse obstinadamente alta, en parte debido a la reciente depreciación de la libra esterlina", remarca también este experto.

Por su parte, Henry Chan, experto de Fidelity International, ha señalado que "con la inflación subiendo hasta el 2,5% y los datos conocidos este martes que muestran una caída en el crecimiento salarial, los trabajadores británicos deben una vez más permanecer al margen y ver cómo sus ingresos disminuyen en términos reales".

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados