El peso argentino remonta tras una jornada infernal y arrastra a la lira turca, al real brasileño

31/08/2018
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
AENA 150,45 EUR 3,26% Operar
ACS 37,83 EUR 2,80% Operar
TL5 6,67 EUR 2,40% Operar
MEL 9,70 EUR 2,37% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

La divisa se ha hundido más de un 20% este jueves a pesar de la subida de tipos al 60%.
Y el infierno se desató sobre el peso argentino. Era el ‘canario en la mina’ la variable de control que avisaba a los mercados de que la crisis que viven los emergentes este 2018 no es puntual y que puede acabar como la de los tigres asiáticos de los 90. Pero se atajó con medidas excepcionales del Gobierno de Mauricio Macri y el rescate del Fondo Monetario Internacional (FMI). No ha sido suficiente y, después de andar a trompicones unos meses, ha acabado por hundirse hasta un cambio inédito más allá de los 41,00 pesos por dólar. Y ha arrastrado al resto de las monedas emergentes más frágiles como la lira turca o el real brasileño.
Después de desplomarse el miércoles tras la petición del Gobierno de Argentina de un adelanto de los fondos del FMI para garantizar el financiamiento que necesita para el próximo año. Una decisión que, en palabras de los analistas de Rabobank, “ahuyentó a los inversores”, el peso reanudó su sufrimiento y registró su mayor caída en un día desde que Macri llegó al poder y decidió liberar el peso -cayó un 30% en una sola jornada en 2015-. Pero nada comparado con lo ocurrido el jueves, cuando prolongó su declive y cayó un 20%, para recortar las pérdidas al final de la jornada y quedarse en los 37,90 pesos por dólar.

Con una caída de más del 50% en este mes de agosto y un desplome del 110% desde enero, el nivel de control se halla en los 37,50 pesos por dólar, según el fundador de Trader College, Adrián Aquaro. Un nivel de control por encima del que la depreciación de la moneda “se tornará peligrosa para la gobernabilidad”, explica el analista, que describe la situación de “caótica”.

El banco central de Argentina no tuvo más remedio que salir al rescate. El supervisor monetario decidió subir los tipos de interés 15 puntos porcentuales hasta el 60% “al menos hasta el mes de diciembre”. Esta es la segunda subida en un mes, el 13 de agosto elevó los tipos al 45%, y la tercera en el año. La segunda medida que ha tomado el organismo ha sido aumentar las reservas mínimas obligatorias en cinco puntos porcentuales.

CONFIANZA DEL FMI

Con todo, los economistas insisten en ofrecer su confianza a Macri y opinan que el rescate del FMI y las subidas de tipos muestran el compromiso del país con adoptar medidas que restablezcan la confianza de los mercados. La directora del organismo supranacional, Christine Lagarde, por su parte, señaló este miércoles en un comunicado que la entidad trabajará con el país sudamericano para fortalecer su programa financiero ante condiciones de mercado más adversas de lo esperado.

"He instruido al personal del FMI para que trabaje con las autoridades argentinas a fin de fortalecer el acuerdo respaldado por el Fondo y reexaminar el cronograma del programa financiero", afirmó Lagarde.

CHINA ECHA MÁS LEÑA AL FUEGO Y ARRASTRA A LOS EMERGENTES

Al terremoto del mercado monetario en el país latinoamericano, que había empezado a lastrar a otras de las divisas de países en desarrollo más frágiles, se sumó el renovado ímpetu del conflicto comercial entre China y EEUU. El presidente estadounidense amenazó con imponer nuevos aranceles por valor de 200.000 millones de dólares la semana próxima, lo que exacerbó la oleada de ventas.

La lira turca, que ha visto como se ha renovado la presión bajista esta semana, en la que ha cedido aproximadamente un 10%, rebasó las 6,80 liras el jueves, jornada en la que se depreció un 5%. Este viernes remonta hasta las 6,60 unidades contra el dólar y se deja un 1%. El real brasileño también sufrió lo suyo y se cambia de manos en nuevos mínimos de más de dos años y medio, en los 4,21 reales.

El rand sudafricano también se ha dejado más de un 2% la pasada madrugada y el yuan chino se mantiene estable en los 6,80 yuanes por dólar, aguantando el tipo ante el envite del dólar, fruto de las nuevas tensiones entre Washington y Pekín.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados