Panorama económico septiembre 2018

Panorama económico: Crecimiento global sólido, pero menos sincronizado y riesgos a la baja

10/09/2018

Japón recupera algo pero se mantiene modesto, y Reino Unido sigue penalizado por la incertidumbre del Brexit

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
IDR 9,76 EUR 2,09% Operar
CLNX 23,02 EUR 1,19% Operar
TEF 6,85 EUR 1,00% Operar
COL 9,10 EUR 0,83% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Elena Fernández-Trapiella, analista

En términos generales, el crecimiento económico global se mantiene sólido, con crecimientos esperados del +3,9% en 2018 y 2019, pero la expansión se está volviendo menos sincronizada. En EE.UU., el crecimiento se aceleró en el 2T18 con un crecimiento del PIB del +4,2% e indicadores recientes que anticipan  aceleración en el corto plazo, mientras que en la UEM se aprecian síntomas de estabilización.

Tras el crecimiento negativo de -0,9% en el 1T19, Japón recupera algo pero se mantiene con ritmos modestos y Reino Unido sigue penalizado por la incertidumbre del Brexit. Entre las economías emergentes las desigualdades se han vuelto más acusadas en un entorno de subidas del precio del crudo, tipos más altos en EE.UU., incertidumbre en el frente comercial y fuerte presión sobre las divisas de las economías más vulnerables económica o políticamente como Turquía, Argentina, Brasil o Sudáfrica.

La balanza de los riesgos se va inclinando a la baja. La disputa comercial iniciada por EE.UU., especialmente contra China, pero también con la UE, México y Canadá está generando una incertidumbre que podría afectar las perspectivas de crecimiento a medio plazo, no solo por el impacto directo que puedan tener sobre la asignación de recursos y la productividad sino por el impacto sobre la confianza empresarial que puede desincentivar la inversión. Este conflicto comercial también acrecienta los temores a una desaceleración de la economía china en un momento en el que sus indicadores están aflojando algo.

Las políticas monetarias siguen acomodaticias, pero con tendencia a una normalización gradual. En EE.UU., con un deflactor del consumo privado de +2,3% en julio, y salarios creciendo en el entorno del 2,7%, la Fed ya ha subido tipos 50pb su tipo de referencia en marzo y junio hasta 1,75/2.00%, apuntando a dos subidas adicionales en 2018 y otras 3 en 2019.

En la UEM, el BCE ha anunciado la reducción de su programa de compra de activos de 30.000 millones de euros hasta 15.000 millones de euros en octubre hasta finalizarlo en diciembre 2018 así como el inicio de una gradual subida de tipos en verano de 2019. El BoE subió 25 pb en su reunión del 1 de agosto y ante la incertidumbre del Brexit sobre el que no avanzan satisfactoriamente las negociaciones no se prevén nuevas subidas este año.

En los países emergentes, incluyendo Argentina, India, Indonesia, México y Turquía, sus bancos centrales han elevado los tipos oficiales para responder a las presiones inflacionistas y las caídas de sus divisas.

Los bonos a diez años han reflejado este desacoplamiento de las economías. Así, el T-Note ha subido ~50pb en el año hasta niveles de ~2,90%, mientras que el Bund ha recortado~5pb hasta niveles de ~0,4%.

Economías desarrolladas

EE.UU.

Tras un crecimiento del PIB en el 2T18 de +4,2%, el ritmo de crecimiento parece acelerarse. Indicadores recientes están batiendo expectativas y sorprendiendo positivamente. Como muestra, el ISM Manufacturero de agosto superó ampliamente expectativas y rozó el máximo histórico de mayo de 2004 y el Índice de Confianza del Consumidor también alcanzó máximos de los últimos 18 años.

La tasa de paro al 3,9% se sitúa en mínimos desde diciembre 2000. Mientras, el deflactor del consumo privado, medida de precios preferida por la Fed permanece en el 2,3% y la tasa subyacente que excluye las componentes más volátiles se sitúa en el 2%.

Unión Económica y Monetaria (UE)

El crecimiento en la UEM está desacelerando gradualmente. Tras un crecimiento flojo en el 1T que se achacaba a factores temporales, la confianza y la actividad no han repuntado significativamente en los meses posteriores pero las condiciones son todavía favorables para un ritmo de crecimiento sostenido.

La UEM sigue disfrutando de una política monetaria acomodaticia, con bajos costes de financiación, un robusto mercado laboral, hogares más saneados y todavía niveles de confianza de los consumidores elevados, que deberían mantener robusto el consumo privado. Aunque la tensión comercial puede ser un riesgo, de momento el impacto directo de las medidas tomadas es limitado y el sector exterior seguirá contribuyendo positivamente.

Japón

Ha visto una recuperación del crecimiento en el 2T18 hasta +1,9%, apoyado en un consumo privado más boyante, aumento de las exportaciones y la inversión. Con todo, el BoJ ha rebajado las expectativas de crecimiento para 2018 a 1,3%-1,5% (desde 1,4%-1,7%) y de inflación para el año, al 1,1%% (desde 1,3%), lo que augura el mantenimiento de una política monetaria laxa.

Mercados emergentes

Pero la atención este pasado mes ha estado claramente en el deterioro de la situación de los mercados emergentes. Tras Turquía y Argentina, la crisis de los emergentes se ha ido extendiendo a otros países como Sudáfrica o Filipinas. El desplome de sus divisas ha llevado al el MSCI Emerging Markets Currency Index a mínimos de los últimos 16 meses.

 

Descárgate el documento adjunto para ver el informe completo

Más informes del departamento de análisis Bankinter

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados