Pasos invertir en Bolsa

5 pasos y un consejo para invertir con éxito en Bolsa

16/01/2019

Consulta los pasos que te ayudarán a invertir con éxito y mejorar los resultados de las inversiones

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ANA 104,40 EUR 0,68% Operar
IBE 8,96 EUR 0,65% Operar
FER 22,14 EUR 0,41% Operar
COL 10,17 EUR 0,20% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Renta Variable

El principal problema cuando comenzamos a invertir es el deseo por obtener la mayor cantidad de beneficios en el menor tiempo posible. Esta urgencia nos hace caer en el error de dedicar muy poco tiempo a algo fundamental: trazar de nuestra estrategia de inversión.

En nuestras reuniones formativas de Academia Broker Bankinter, a las que han asistido más de 22.000 interesados en el mundo de la inversión en España, hemos observado que la mayoría de los inversores cometen errores similares que hacen que sus resultados no sean los esperados.

Para evitar esos errores, vamos a tratar de dar unas claves o pasos para ayudar a invertir con éxito y mejorar los resultados de las inversiones.

5 pasos para invertir con éxito

1. Calcular el capital a invertir

La mayoría de los inversores no tienen muy claro qué cantidad de su capital deben destinar a inversión. Por regla general, este capital viene de un acontecimiento económico como el vencimiento de un depósito, la venta de un inmueble, una herencia, pagas extras, bonus, etc., que nos provoca de repente un excedente de dinero en la cuenta que se nos ocurre poner a trabajar. Hablamos de la famosa frase de “habrá que hacer algo con el dinero que tenemos en la cuenta” que es fruto de ese acontecimiento, pero que puede distar mucho de la cantidad idónea para invertir.

Por ello, lo primero que debemos fijar es la cantidad de dinero con la que cuento para invertir. Esta cantidad debe ajustarse al dinero que no voy a necesitar durante al menos los próximos 18 meses. De esta forma evitaremos tener que vender nuestra posición en un momento quizás poco apropiado por una necesidad de liquidez ajena a la inversión realizada.

2. Fijar numéricamente los objetivos de la inversión

Solemos comenzar las conferencias formativas preguntando a los asistentes cuáles son los objetivos económicos de la inversión. Sorprendentemente pocas personas tienen un objetivo más allá de ganar dinero.

Difícilmente llegaremos a la meta si no sabemos cuál es ésta. Por ello, antes de comenzar a invertir debemos saber cuál es nuestro objetivo razonable en base a las perspectivas de mercado, nuestro perfil de riesgo, horizonte temporal, patrimonio y edad. Nuestro objetivo personal podría ser, por ejemplo, mejorar mis rentas del trabajo en un 10% anual.

Si tengo claro lo que quiero conseguir puedo establecer un riesgo máximo a soportar, es decir, cuánto estoy dispuesto a perder para lograr el objetivo. Divide por 3 el resultado de tu objetivo y ése es el riesgo máximo que debes soportar. Si ese resultado lo divides entre 4, sabrás la pérdida máxima que puedes asumir en cada trimestre.

De esta forma, y sólo de esta forma, tendrás un punto de referencia para saber si estás consiguiendo tus metas o por el contrario, saber si debes cambiar algo de tu plan de inversión.

3. Definir el método de inversión que vas a seguir

Éste es el punto clave. La mayoría de los inversores dan prioridad a su lado emocional dejándose llevar por sus corazonadas, y esto, en la vida real puede resultar de utilidad en alguna ocasión, pero en Bolsa, no. Cuando comenzamos a invertir, tu parte emocional solo te puede hacer tomar decisiones equivocadas. En Bolsa, deberás tomar decisiones escuchando únicamente tu lado racional.

En los mercados sólo existen dos formas de analizar las inversiones:

  • Análisis fundamental: Atiende al estudio de variables económicas estableciendo un precio objetivo de valoración de cada compañía por diferentes métodos, de manera qué si el precio de cotización en bolsa de una compañía es inferior al precio objetivo de la compañía, es una señal de compra.
  • Análisis técnico: Estudia las tendencias de mercado, los soportes y resistencias que dibujan en un gráfico la cotización de cada acción. Compraremos cuando exista tendencia alcista y que estemos lo más cerca posible de los suelos de mercado.

Combinar ambas metodologías, te dará muchas ventajas frente a otros inversores.

4. Mejorar conocimientos y fuentes de información

Competimos contra los mejores traders del mundo, los mejores gestores de fondos, las máquinas más avanzadas y contra nosotros mismos. El mercado cambia constantemente, es muy volátil. Debemos dedicar parte de nuestro tiempo a la formación para tener un sistema de trabajo que nos permita tener beneficios recurrentes.

Sobre este asunto es bueno hacer una reflexión: ¿Cuántas horas dedicamos al año para ganar dinero y cuántas para saber gestionarlo?. Rafael Nadal entrena ocho horas diarias para disputar un partido de dos horas y los corredores de 100 metros lisos entrenan cuatro años para competir 10 segundos en las Olimpadas. Los inversores, por regla general, no entrenamos nada y competimos en Bolsa.

La formación es el mejor aliado para poder competir con éxito y en Bankinter ponemos a tu disposición la mejor a través de Academia Broker Bankinter ¡Apúnte a sus sesiones gratuitas!

5. Utilizar herramientas para tener ventajas competitivas

Respecto a las herramientas, tan solo un 15% de los asistentes a nuestros eventos formativos utilizan los gráficos para analizar un valor. Sería similar a jugar una partida de ajedrez sin alfil, sin dama y sin torres. Si jugamos así, la derrota la tenemos garantizada.

Existen múltiples plataformas para invertir que nos marcan de forma automática las principales líneas de tendencia, los soportes y las resistencias. Es necesario tener al menos las mismas herramientas que utilizan los profesionales. El bróker gráfico de Bankinter es una solución gratuita para realizar este tipo de análisis a tu disposición.

Consejo: Sé disciplinado. La disciplina es un valor (caso práctico)

Podemos tener los mejores métodos de trabajo, los mejores conocimientos y las mejores herramientas, pero si no somos disciplinados, el resultado de tu ecuación será cero.

La disciplina es necesaria para reducir las pérdidas

De hecho, nos dará información sobre si nuestro método de trabajo es bueno o malo y debemos modificarlo, evitando de esta manera cometer los mismos errores y riesgos innecesarios. No sólo evitará que pierdas dinero, también es necesaria para saber cuándo recoger beneficios, pues, como seguramente ya sabes, en el mercado con acertar pocas veces podemos tener muy buenos resultados.

Es tan sencillo como determinar un nivel máximo de riesgo o pérdida a asumir por operación, al que llamaremos R. Cuando lleguemos a ese nivel de pérdida, venderemos la posición. Por el lado de beneficios, si conseguimos un múltiplo de al menos 3 o 5 veces R, deberemos recoger beneficios.

Caso práctico

Si hago 10 operaciones de Bolsa y fallo el 70% de ellas, podríamos pensar que soy un mal operador. Pero si cuando fallo solo pierdo “R” y cuando acierto obtengo “5R” tengo un resultado positivo.

7 operaciones malas x 100€ (R) = -700 euros

3 operaciones buenas x 500€ (5R) =1.500 euros

Resultado neto = 1.500€ - 700€= 800€

Conseguimos un resultado positivo habiendo acertado tan solo el 30% de las veces. Nuestro mejor consejo para ser muy disciplinado es utilizar las “órdenes stop”, evitando que la codicia, el miedo o el ego nos juegue malas pasadas cuando tomamos decisiones.

Es lo que llamamos Fórmula Bankinter: una mezcla de métodos + conocimientos + herramientas + disciplinas para que puedas invertir con éxito.

La puedes conocer a través de nuestra Academia Bróker Bankinter.

Hazte cliente de Bankinter

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados