libertad financiera

10 consejos para alcanzar la libertad financiera (infografía)

08/10/2019

Te mostramos 10 consejos para mejorar tus finanzas personales desde hoy mismo

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
SGRE 12,08 EUR 2,16% Operar
AENA 171,00 EUR 2,09% Operar
FER 25,97 EUR 1,96% Operar
IDR 8,50 EUR 1,43% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redes Sociales

Todo el mundo sueña con ser rico o al menos, con alcanzar un bienestar económico que le permita vivir con total holgura. En los últimos tiempos ha progresado la idea de retirarse antes del momento de la jubilación o de alcanzar la libertad financiera. A continuación, te mostramos 10 consejos para mejorar tus finanzas personales desde hoy mismo:

1. Amplía tus fuentes de ingresos.

El primer consejo para conseguir acelerar la llegar a la libertad financiera o bienestar económico es conseguir aumentar los ingresos. Esto se puede realizar intentando incrementar los ingresos actuales, ya sea optimizando un negocio o consiguiendo mejoras salariales, o aumentando las vías de ingresos. Esto suele ser lo más recomendado por los expertos que escriben sobre la libertad financiera. Te recordamos que existen 7 tipos de ingresos pasivos a los que debes aspirar para mejorar tus finanzas.

2. Controla tus gastos y reduce los gastos hormiga.

Tras un plan de aumento de ingresos, la segunda regla de todo plan para mejorar las finanzas personales pasa por un control del gasto. En este punto, lo primero que debemos atajar es reducir los llamados "gastos hormiga". Dichos gastos son todos aquellos pequeños gastos que a veces ni caemos en ellos pero que sumados al cabo del año son un agujero para nuestras finanzas. Hablamos del café diario, chicles, tabaco, snacks y otros varios que podríamos reducir o eliminar. Descubre como evitar los gastos hormiga

3. Empieza a ahorrar hoy mismo.

Ahorrar es una sana costumbre si queremos tener siempre unas finanzas sanas. Es importante educar en el ahorro desde que somos niños para que posteriormente sea algo que tengamos casi en nuestro ADN. Si aún no has empezado a ahorrar, hazlo desde hoy mismo sin esperar a que pase ese gasto que tienes planeado o cualquier otra excusa que siempre tenemos a mano para no empezar con un plan de ahorro. Lo primero es ahorrar para tener un colchón para imprevistos y este post te explicamos cuánto dinero es necesario ahorrar para tener un colchón de seguridad.

4. Aprende a invertir y a hacer crecer tu dinero.

No nos cansaremos de explicar el interés compuesto ni de escribir sobre finanzas personales. Con lo de empezar a invertir ocurre un poco como con lo de ahorrar:

  • Parece que nunca encontramos el momento idóneo para empezar ni por donde hacerlo 
  • Cuanto antes empecemos, mejor nos irá.

El interés compuesto consiste en ir reinvirtiendo los intereses que vayamos consiguiendo para conseguir con el paso del tiempo un efecto amplificador en nuestros intereses. Nuestros compañeros de Popcoin te explican los beneficios del interés compuesto.

Respecto al momento para empezar a invertir, debes saber que acertar el momento de comprar acciones es menos importante de lo que quizás piensas.

5. Asume riesgos adecuados.

Esto es fundamental para tener siempre una senda alcista y no tener que empezar desde cero o dar grandes pasos atrás. En los negocios, en las inversiones o en la vida personal hay que asumir, económicamente hablando, los riesgos adecuados. Los expertos en finanzas personales hablan, por ejemplo, de saber elegir la "deuda buena", entendiendo como tal como aquella en la que pides dinero prestado con el objetivo de adquirir bienes o realizar inversiones que nos van a reportar un flujo de dinero hacia nuestro bolsillo.

A la hora de hablar de riesgos hay también numerosos consejos como por ejemplo, no hipotecarnos en algo que su pago conlleve un tercio de nuestros ingresos y diversificar en nuestras inversiones. Es decir, no poner todo el dinero en la misma operación o lo que comúnmente se dice “no poner todos los huevos en la misma cesta”. Si vas a comprar una casa, descubre todo lo que necesitas saber a nivel económico.

6. Planifica el pago de tu hipoteca.

Las hipotecas suelen pedirse por plazos largos (20, 25 o 30 años), pero no deben pagarse necesariamente en esos plazos. Mucha gente realiza un plan de pago de la hipoteca mediante el cual utiliza las amortizaciones para ir reduciendo su deuda y acabar con ella cuanto antes para reducir el pago de intereses. Consulta este post para conocer si es mejor amortizar cuota o plazo.

7. Planea tu jubilación.

Los medios de comunicación comentan día sí y día también la necesidad de que todos tengamos un plan de cara a la jubilación porque las pensiones, tal y como las conocemos hoy día, están en serio peligro. Te recomendamos conocer los 10 datos por los que debes empezar a planificar tu jubilación hoy mismo" y que a partir de ahí diseñes tu plan. Hay gente que optar por tener un plan de pensiones, otros abren un PIAs, otros prefieren invertir... pero desgraciadamente muchos no tienen un plan. Siéntate, haz números realistas y pon en marcha tu plan cuanto antes.

8. Optimiza el pago de tus impuestos.

El pago de impuestos es absolutamente necesario para el bienestar de un país. Sin embargo, la legislación fiscal contiene fórmulas que pueden optimizar y rebajar tu factura fiscal. Una de ella está al alcance de muchas personas que trabajan en grandes y medianas empresas y es la retribución flexible, que puede llegar a ahorrarte una sensible cantidad de dinero y que acumulada con el paso de los años puede suponer un dinero. Cobrar parte del salario en vales de comida, tarjetas transporte, seguros médicos, guardería, formación, planes de pensiones o acciones te permitirá bajar los impuestos que abonas y tener más dinero disponible a final de mes.

9. Monitoriza tus progresos financieros.

Para ir motivándose e ir consiguiendo progresos es fundamental monitorizar nuestra salud financiera. Una sencilla hoja de excel en donde incluyamos al cierre de cada mes el estado de nuestras finanzas con gráficos nos puede servir de ayuda para ir viendo nuestra mejoría. Por ejemplo, incluyendo simplemente el dinero que tenemos ahorrado, las inversiones, nuestras deudas pendientes al cierre de cada mes y cruzando todos los datos podemos tener un termómetro de nuestra salud financiera. Además, nos servirá para "gamificar" con nosotros mismos y competir para ser cada vez mejores.

10. Invierte en educación financiera.

Las mejores inversiones no comienzan con dinero, comienzan en uno mismo. Por ello, dedica todo el tiempo que puedas a leer libros, consultar tutoriales y a aprender de los expertos para posteriormente poner en práctica los aprendizajes. Aprender debe algo continuo y te ayudará a alcanzar antes la libertad financiera.

 

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados