tipos de pagarés

Tipos de pagarés: pagaré a la orden y no a la orden

12/03/2019

¡Descubre qué es un pagaré y los tipos que existen!

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CLNX 30,33 EUR 0,50% Operar
SAB 1,02 EUR 0,05% Operar
IBE 8,29 EUR -0,10% Operar
TEF 7,21 EUR -0,24% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redacción

En alguna ocasión hemos explicado al detalle qué es un pagaré y sus ventajas como forma de pago para proveedores o como vía de financiación empresarial mediante la emisión de deuda en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF). Ahora vamos a centrarnos además de conocer qué es un pagaré en qué tipos de pagaré existen.

Qué es un pagaré

Se trata de título por el que una persona física o jurídica se compromete a efectuar el pago de una cantidad determinada en una fecha futura.

Para que un documento sea considerado pagaré ha de cumplir los siguientes requisitos mínimos, indicando:

  • La denominación de ‘pagaré’ literalmente escrita en el del título y expresada en el idioma empleado para la redacción de dicho título.
  • La promesa pura y simple de pagar una cantidad determinada en euros o moneda extranjera convertible admitida a cotización oficial.
  • La indicación del vencimiento (momento en el que el pagaré se abona).
  • El lugar en que el pago ha de efectuarse.
  • El nombre de la persona a quien ha de hacerse el pago o a cuya orden se ha de efectuar.
  • La fecha y el lugar en que se firme el pagaré (emisión).
  • La firma del que emite el título, denominado firmante.

Los pagarés se pueden clasificar en:

  • Pagaré a la orden
  • Pagaré no a la orden

Qué es un pagaré a la orden

Un pagaré a la orden es un pagaré normal que se puede traspasar mediante endoso. Es decir que, el beneficiario puede traspasar de forma unilateral su derecho de cobro a un tercero (lo que se conoce como endoso) sin necesidad del consentimiento de este último, El pagaré a la orden es todo aquel documento en el que no aparece el texto “No a la orden”.

  • Endosante: quién traspasa el pagaré. Esto es, el beneficiario inicial.
  • Endosatario: la persona a la que se traspasan los derechos de cobro. Es decir, el nuevo beneficiario.  Cuyo consentimiento no es necesario.
  • Firmante: quien emite el pagaré y se compromete, por tanto, a pagar el importe en un plazo de tiempo determinado. Dicho de otro modo, el que debe pagar.

El endoso contendrá la siguiente expresión: “Páguese a……..”, indicándose el nombre del nuevo beneficiario y el endoso se hará por la totalidad del importe. En este tipo de pagarés no es obligatorio avisar al firmante.

Una de las ventajas de los pagarés a la orden es la facilidad a la hora de reclamar el cobro en caso de que resultase impagado por el emisor. Si no ha logrado cobrarlo por la vía amistosa, puede acudir a la vía ejecutiva.

Los timbres de un pagaré a la orden

Es obligatorio pagar un impuesto por este tipo de pagarés o incluso por los pagarés nominativos que carezcan de la cláusula “No a la orden”. Se trata del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), usualmente conocido como “los timbres de un pagaré”. Se considera que el pagaré cumple función de giro cuando acredite remisión de fondos o signo equivalente de un lugar a otro, o implique una orden de pago.

El modelo 610 de la Agencia Tributaria indica las cuotas de este impuesto, válido solamente cuando el rendimiento o la gestión no estén cedidos a la Comunidad Autónoma correspondiente –las CCAA tienen capacidad normativa para fijar el tipo de gravamen de los documentos notariales–.

Nota Agencia Tributaria: para lo que exceda de 192.323,87 euros de base imponible, se abonará un impuesto a razón de 0,018030 euros por cada 6,01 o fracción.

Qué es un pagaré “no a la orden”

A diferencia del pagaré a la orden, un pagaré no a la orden no puede ser cecido mediante endoso. Sin embargo, sí hay una vía para realizar la transmisión del pagaré no a la orden: mediante cesión de crédito.

La cesión de un pagaré no a la orden sí debe ser comunicada necesariamente al emisor mediante burofax o ante notario. Esto hace que sea más difícil y se añaden costes en el proceso.

Como ventaja, los pagarés no a la orden no están obligados a tributar por el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (el timbre), ya que no se realiza función de giro, ni siquiera en una operación de descuento. Al estar libres de timbre, se ahorran costes.

Como desventaja, este tipo de pagaré pierde la posibilidad de reclamar el pago a través de la vía ejecutiva.

Los pagarés como fórmula de financiación empresarial

Los pagarés son una forma de financiación muy común entre las empresas. Los pagarés de empresa son:

  • Activos con rendimiento implícito emitidos al descuento. Se obtiene un rendimiento implícito (la diferencia entre su valor nominal y su precio de adquisición).
  • Se emiten a muy corto plazo, por lo que su liquidez es alta.
  • Su riesgo dependerá entonces de la calidad de la empresa.

En la web de Bolsas y Mercados Españoles (BME) se puede ver que solo en 2018 el saldo vivo en pagarés emitidos rozaba los 119.000 millones de euros.

 

Artículos relacionados:

¿Qué es un ETF?

¿Qué es un depósito en divisas?

¿Qué es la inversión delegada?

Fondo de inversión vs depósito estructurado

¿Qué es un fondo de inversión, qué tipos hay y cómo elegirlo?

 

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados