Orcel contrata un bufete para emprender acciones legales contra Santander

19/03/2019
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
BKT 6,46 EUR 4,60% Operar
SAB 1,06 EUR 3,77% Operar
IAG 6,11 EUR 3,70% Operar
CABK 2,65 EUR 3,47% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Orcel ha elegido al bufete de abogados De Carlos Remón, especializado en Derecho Mercantil, Fiscal y Público.
El banquero de inversión Andrea Orcel ha contratado los servicio de un bufete de abogados en Madrid para preparar acciones legales contra el banco Santander, después de que, el pasado 15 de enero, el consejo de administración de la entidad decidiera no continuar con su nombramiento como consejero delegado debido a la elevada compensación diferida que debería haberle adjudicado.


Noticia relacionada





Santander rompe su acuerdo con Andrea Orcel para no pagar su bonus

Orcel ha elegido al bufete de abogados De Carlos Remón, especializado en Derecho Mercantil, Fiscal y Público, el mismo que defiende a Felipe Benjumea frente a Santander en el caso Abengoa, y estaría estudiando la posibilidad de presentar una demanda contra el banco presidido por Ana Botín.

Tras dos meses de rumores sobre que Orcel podría estar preparando el inicio de una batalla legal contra el Santander por haber rescindido su contrato, finalmente el exejecutivo de UBS se ha decantado por este despacho, que actualmente no tiene ninguna vinculación con el Banco Santander y que está especializado en el desarrollo de estrategias jurídicas complejas y diseñadas para evitar o restaurar una pérdida jurídico-patrimonial.

El bufete está dirigido por José Manuel de Carlos Bertrán, quien trabajó en Clifford Chance durante el periodo 1990-2010, solo interrumpido entre 2000 2002 debido a que fue secretario del consejo de administración de Jazztel y director de su asesoría jurídica.

UNA RETRIBUCIÓN DIFERIDA DE 50 MILLONES

Santander anunció en septiembre de 2018 el nombramiento de Orcel, sujeto a las condiciones habituales. "La comunicación fue necesaria dada la relevancia de su función y de factores regulatorios, legales y contractuales", según la entidad.

Santander señaló que Orcel acordó un sueldo como CEO "en línea" con el percibido por José Antonio Álvarez. "Sin embargo", añade, "en aquel momento no era posible anticipar el coste final para el Grupo de abonar las retribuciones diferidas que se le habían asignado en su puesto anterior", que ascenderían a 50 millones de euros.

De esta manera, Santander procedió al nombramiento sobre la base de una "estimación razonada" del coste, de acuerdo con el asesoramiento recibido, los precedentes y las expectativas de que podría revisarse a la baja por la naturaleza de la relación entre ambos bancos y las diferencias en las actividades que llevan a cabo", ha detallado la entidad en un comunicado.

Finalmente, el coste que tendría que asumir Santander para compensarle por su retribución diferida a lo largo de siete años y otros beneficios que le correspondían por su puesto anterior era "significativamente mayor" que el prevista inicialmente por el consejo en el momento del anuncio de su nombramiento, por lo que la entidad cántabra dio marcha atrás en el nombramiento al considerar que "sería inaceptable para un banco comercial como Santander" hacer frente a esa suma.

El banquero se encontraba en UBS cuando se produjo su fallido fichaje por Santander y, entre los posibles destinos dispuestos a pagarle el bonus que no quiso abonar el banco español, fuentes del mercado citan un gran banco de inversión estadounidense o Renault, una compañía alejada del mundo financiero, pero cuyo futuro pasa por una fusión como planeaba Carlos Ghosn.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados