Agenda semanal

Agenda semanal | “Descomposición, recomposición y ahora lateralización por déficit de estímulos

13/05/2019

Descomposición en 2018, recomposición de enero/abril 2019 y, ahora, lateralización por déficit de estímulos

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
SAB 0,35 EUR 9,41% Operar
IAG 2,24 EUR 8,91% Operar
BKIA 1,17 EUR 6,56% Operar
MTS 10,30 EUR 4,92% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Departamento de Análisis de Bankinter

¿Qué pasará la próxima semana en los mercados? (10 - 17 de mayo)

 

El último tercio de 2018 fue injustificablemente destructivo para bolsas, de manera que entre enero y abril de 2019 ha tenido lugar un proceso de recomposición que ahora empieza a agotarse y por eso las bolsas flojean. Hay 3 razones que lo explican:

(i) mal de altura,

(ii) déficit de estímulos

(iii) valoraciones con recorrido limitado (al menos mientras los beneficios esperados no se revisen al alza, algo que es pronto para que suceda.

Recordamos nuestras valoraciones, ya publicadas en la Estrategia de Inversión 2T 2019: Ibex-35 9.815 puntos (potencial aprox. +8%), EuroStoxx-50 3.634 (ídem +8%), S&P500 3.249 (+15%) y Nikkei-225 21.862 (+2%). Potenciales suficientes, pero no generosos. 

¿Se justifica tirar la toalla de cara al resto del año?

No.En primer lugar porque no tenemos ninguna recesión a la vuelta de la esquina (como algunos pesimistas auguran desde el verano pasado). Eso sí sería un motivo sólido para empezar a reducir exposición, pero no es el caso. En segundo lugar porque la liquidez sigue siendo el factor estructural dominante. Ante el cada vez más manifiesto déficit de alternativas rentables asociadas a riesgos razonables, el flujo de dinero seguirá dando soporte tanto a las bolsas como a los bonos. En tercer lugar porque los resultados empresariales son aceptables (Europa) o más bien buenos (Estados Unidos). En el largo plazo las bolsas evolucionan, “ceteris paribus”, en línea con los beneficios. Y en cuarto y último lugar porque los obstáculos o bien se han pospuesto (Brexit) o bien se han interiorizado y las bolsas ya conviven casi pacíficamente con ellos (negociaciones comerciales chino-americanas, fundamentalmente).

Además, en absoluto descartamos que terminen ofreciendo desenlaces perfectamente asumibles o incluso constructivos: seguimos defendiendo que, independientemente de su plazo de ejecución, el Brexit no alterará el comercio de mercancías físicas (aunque sí la libre circulación de personas y capitales), que es lo que realmente afectaría al mercado, y que las negociaciones comerciales chino-americanas no se cerrarán con ningún acuerdo formal a corto plazo, sino que ofrecerán progresivos desenlaces parciales mayoritariamente no destructivos. Pensamos que este asunto permanecerá vivo hasta las elecciones americanas de noviembre 2020 porque eso favorecerá la reelección de Trump. Y no pasará gran cosa, salvo que, cuando las negociaciones se tensen, el mercado se decepcionará y retrocederá transitoriamente. Eso fue lo que sucedió la semana pasada.

¿Qué ha cambiado?

Que las bolsas empiezan a sentir mal de altura y que los estímulos  - potenciales o reales -  son escasos. Por eso el mercado cambia de alcista a lateral y permanecerá así hasta que encuentre algún estímulo que le motive a reaccionar. Lo más probable es que dicho estímulo termine siendo o bien algún avance parcial en las negociaciones comerciales, o bien unos resultados empresariales americanos mejores ya en el 2T. Lo primero puede suceder en cualquier momento, pero resulta imprevisible cuándo. Lo segundo solo podría suceder a partir de mediados de julio, que es cuando comienza la temporada de publicaciones de resultados americanos 2T.

Por eso lo más probable es que las bolsas tomen algunos beneficios e inmediatamente lateralicen, ofreciendo algo más de volatilidad. Ese es el proceso que vivimos ahora.

De momento viviremos sujetos a estímulos de segundo nivel

Mientras el proceso de lateralización se consolida el mercado estará dirigido por eventos de segunda categoría. Unos positivos y otros tal vez no. En el sentido positivo tenemos el fin de la amenaza de una crisis política en Portugal, una vez que el Parlamento rechazó el viernes la ley para subir las retribuciones de los profesores de una manera que hubiera deteriorado el éxito del país en la gestión del Déficit Fiscal (0,6% en 2018). Es muy probable que la prima de riesgo portuguesa no tarde en alinearse con la española (ahora 118 vs 102).

En el sentido negativo y con capacidad de influencia más global tenemos la OPV de Uber: salió el viernes a cotizar y cerró aprox. -7,5% por debajo del precio de salida, a pesar de colocarse en el límite inferior del rango. Esto hace daño al mercado porque no es una OPV cualquiera por su dimensión. Pone de manifiesto que la receptividad ya no es la misma y que hay una sensibilidad al precio cada vez más acusada. Además, Lyft (mismo negocio, pero tamaño inferior) retrocede aprox. -30% desde su OPV de finales de marzo. Esto respalda nuestra opinión de que tendremos unas bolsas que probablemente lateralizarán el resto del año, tras tomar algunos beneficios preventivos o “de ajuste”. 

¿Qué hacer?

Esperar. Invertir y no especular. No tenemos ninguna recesión a la vuelta de la esquina, los bancos centrales cooperan volviéndose “dovish” de nuevo, los beneficios empresariales son aceptables o más bien buenos, casi todas las economías principales disfrutan de pleno empleo, los riesgos inflacionistas son reducidos y la presión de la liquidez sigue siendo el factor dominante.

En el corto plazo bailaremos al son de las negociaciones comerciales y en octubre regresará la tensión sobre el Brexit, pero no merece la pena reducir exposición porque nos desvincularíamos de un mercado que seguirá siendo estructuralmente alcista en el medio plazo y, además, las alternativas rentables prácticamente no existen.

 

Descárgate el documento adjunto para ver el informe completo

Más informes del departamento de análisis Bankinter

 

 

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados