El sector manufacturero de la eurozona se contrae en junio, quinto mes consecutivo

01/07/2019
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
ENG 21,09 EUR 3,74% Operar
MRL 12,58 EUR 3,11% Operar
NTGY 24,20 EUR 2,11% Operar
IDR 8,00 EUR 1,59% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

Según el índice PMI, se situó en 47,6, lo que supone su nivel más bajo en tres meses.
El sector manufacturero de la zona euro siguió en contracción al deteriorarse en junio por quinto mes consecutivo. Según el índice PMI, se situó en 47,6, su nivel más bajo en tres meses. El sector se ha visto afectado por las continuas caídas en la producción y los nuevos pedidos.
De hecho, después de tener cuenta los factores estacionales, el índice, elaborado por la consultora Markit, fue ligeramente más débil que su lectura flash precedente de 47,8. Sin embargo, el comportamiento de los subgrupos de mercado siguió mostrando notables divergencias en junio.

Las condiciones operativas de las empresas de bienes de consumo mejoraron al ritmo más fuerte desde enero. En contraste, los productores de bienes intermedios y de bienes de capital registraron marcadas contracciones. El declive observado en el subsector de bienes intermedios fue el más fuerte registrado desde abril de 2013.

Por países, las condiciones operativas fueron generalmente débiles en el área de la moneda única. Alemania siguió siendo el país con los resultados más débiles, a pesar de que su respectivo índice PMI mejoró hasta su máxima de cuatro meses. Austria, España, Irlanda e Italia registraron lecturas del PMI por debajo del nivel de ausencia de cambios de 50, mientras que el crecimiento en los Países Bajos fue solo marginal.



Por su parte, Francia rompió en parte la tendencia general, al registrar su índice PMI más alto en nueve meses, aunque el crecimiento fue solo leve. Grecia siguió mostrando el mejor resultado, a pesar de haber señalado la lectura de su índice PMI más baja en 19 meses.

Los nuevos pedidos recibidos disminuyeron por noveno mes consecutivo en junio, aunque la última reducción fue la más débil desde enero pasado. Este deterioro notable en las carteras de pedidos de los fabricantes estuvo provocado por un entorno económico desafiante caracterizado por continuas tensiones comerciales mundiales e incertidumbres políticas, sumado al bajo rendimiento en la industria automotriz. Mientras tanto, los nuevos pedidos de exportación cayeron a un ritmo marcado y mantuvieron la secuencia de contracción que comenzó en octubre del año pasado.

La continua debilidad de las tendencias de la producción y de los nuevos pedidos tuvo su impacto en las decisiones de compra y el empleo. Se registraron recortes en la contratación por segundo mes consecutivo, y en Alemania, Italia y España se observaron destrucciones de empleo. En lo que respecta a las compras, la actividad de compra continuó cayendo, en línea con la tendencia observada desde diciembre del año pasado. Las empresas redujeron sus compras al ritmo más fuerte desde abril de 2013, ya que optaron por usar el inventario existente siempre que fue posible.

Puesto que la demanda de insumos disminuyó, los plazos medios de entrega mejoraron al ritmo más fuerte en una década. Los plazos de entrega de los proveedores se redujeron por cuarto mes consecutivo en junio, lo que ayudó a contribuir a la primera caída de los precios de los insumos en tres años. Los encuestados informaron de que los precios de los metales disminuyeron, mientras que una reducción del coste del petróleo y sus derivados también contribuyó a la bajada de los precios en general.

Por último, la confianza empresarial permaneció históricamente moderada a pesar de haber mejorado ligeramente hasta su nivel más alto en cuatro meses en junio. Los fabricantes austriacos y alemanes fueron los menos optimistas con respecto al aumento de la producción en los próximos doce meses frente a los niveles actuales.

Desde Markit consideran que "la decepcionante encuesta cierra un segundo trimestre en el que la lectura media del índice PMI fue la más baja desde principios de 2013, en consonancia con los datos oficiales de la producción que indican una caída a una tasa trimestral de aproximadamente el 0,7% y actúa como un importante lastre para el PIB".

"La desaceleración también se está traduciendo cada vez más en presiones inflacionistas más bajas, ya que los productores y sus proveedores compiten en el precio para retener a los clientes y generar ventas", y añaden que esta desaceleración "tampoco muestra signos de un final inminente". "Los indicadores a futuro de la encuesta se mantuvieron inquietantemente tenues en junio, lo que se suma a las preocupaciones sobre la economía en la segunda mitad del año".

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados