IAG y el resto de aerolíneas sacan partido en bolsa de las malas noticias de Ryanair

16/07/2019
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MEL 3,77 EUR 2,11% Operar
SGRE 22,67 EUR 1,25% Operar
CLNX 54,30 EUR 0,93% Operar
CIE 15,29 EUR 0,72% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

La aerolínea disminuye su crecimiento tras los retrasos en las entregas de los 737 MAX.
IAG se sitúa este martes entre las compañías que más suben del Ibex (+2%), en línea con lo que hacen el resto de las aerolíneas europeas (Air France: +2,37%; EasyJet: +2,68%; Lufthansa: +1,7%), después de las malas noticias que ha comunicado Ryanair (+0,44%). La aerolínea de bajo coste ha comunicado que planea cerrar bases en en Europa por los retrasos en los pedidos de Boeing.
La problemática relacionada con los Boeing 737 Max condicionará a la baja el plan de futuro de Ryanair para 2020. La aerolínea irlandesa tenía previsto percibir 58 aviones de este modelo de cara al próximo verano, para así aumentar su flota y la oferta en un 7%. Finalmente, dispondrán de 30 de los aviones únicamente, por lo que no se podrá llevar a cabo el plan de crecimiento de oferta que tenía estipulado la firma. Ante este revés, la compañía crecerá únicamente un 3% de cara a la próxima temporada estival y reducirá notoriamente su número de pasajeros que pasará a ser de 157 millones en el ejercicio 2020-2021, lo que dista significativamente de los 162 millones que estaban estipulados.

Tal y como asegura Michael O'Leary, consejero delegado de Ryanair, limitar la capacidad se traducirá en una reestructuración de las bases que la aerolínea llevará a cabo por Europa. "Este déficit de entregas de aviones necesitará algunos cortes y cierres de bases para el verano 2020 y para el calendario de invierno 2019". "Estamos analizando los con los aeropuertos para determinar qué bases con menor rendimiento o pérdidas cerraremos a partir de noviembre de 2019". Asimismo, el directivo no duda en atribuir la justificación de la reducción de la flota a "los retrasos de entrega de los Boeing 737 MAX". Por último, el mandatario de la compañía lanza un mensaje de optimismo para el futuro: "Ryanair continuará trabajando con Boeing y EASA para reducir el impacto de los retrasos y poder restablecer nuestros crecimientos a niveles normales en verano de 2021" sentenció.

NO RECUPERARÁ SU LICENCIA DE VUELO HASTA SEPTIEMBRE

La agencia de seguridad aérea de EEUU (FAA) ha retrasado la posibilidad de devolver las licencias de vuelo a la aeronaves trás asegurar haber encontrado fallos potenciales en las alas, que el fabricante estadounidense debe resolver, por lo que ambas partes dejan la puerta abierta al regreso de las aeronaves pero sin estipular fecha fija para tratar el asunto con cautela. No obstante, la aerolínea de bajo coste fija percibir la licencia de vuelo de nuevo en septiembre, también atribuye el retraso de la concesión de la licencia al nuevo modelo que va a comprar la compañía (el 200) que requiere mayor tiempo de adquisición de la licencia.

Los retrasos en la llegada del MAX también tendrán impacto en los planes de reducción de costes y emisiones de CO2 que estaban estimados por la firma de cara a los próximos meses. "Los aviones tienen más capacidad lo que nos permitirá ser más eficientes pero los primeros impactos ofrecerán ahorros significativos en los costos unitarios para los próximos 5 años, aunque el retraso en las entregas en 2019 significa que no veremos ningún costo beneficio significativo hasta el año fiscal 2021" admite la compañía en las cuentas anuales.

EL SECTOR AÉREO HARÁ UNA LECTURA POSITIVA

Según afirman analistas de 'markets.com', se pueden sacar ciertas conclusiones positivas en medio de la revuelta de la firma irlandesa. La primera reside en que limitar la capacidad de la aeronaves de la compañía, posibilitará a la firma a incrementar precios, así como márgenes de elevación, tanto Ryanair, como el resto de las compañías del sector. Como ha ocurrido con anterioridad, el resto de firmas del sector aéreo recogerán los frutos de los problemas de programación en Ryanair.

Según el portal citado, las acciones de Ryanair caerán casi con total seguridad y desde el sector se debería vislumbrar la situación con buenos ojos, ya que, habrá una notoria pérdida de competencia en el sector, lo que desembocará en una mayor capacidad para subir el precio por parte de las empresas y así obtener mayor rentabilidad.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados