China mantiene el anclaje del yuan por encima de los 7 por dólar

09/08/2019
Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
MTS 13,63 EUR 1,88% Operar
REP 14,78 EUR 1,20% Operar
ACX 8,31 EUR 1,02% Operar
TEF 7,22 EUR 0,98% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Web Financial Group S.A

El banco central coloca el tipo de cambio medio sobre este precio por segundo día consecutivo.
El Banco Popular de China sigue con el giro de su política sobre el yuan y ha vuelto a permitir que la moneda se debilite por encima de los 7 yuanes por dólar, por segundo día consecutivo. El banco central ha ubicado el punto medio cambiario, alrededor del que sólo permite fluctuar la moneda un 2%, en los 7,0136 por dólar, su nivel más débil desde el 3 de abril de 2008.
Esta paulatina devaluación de la moneda a través del anclaje diario, sin embargo, no envía tanta preocupación a los mercados como cabría esperar, ya que sigue situándose por encima de las expectativas. Al igual que ayer, cuando este nivel fue de 7,0039 yuanes por dólar, este viernes se esperaba que la cifra se colocara en los 7,0222 yuanes. La cotización del yuan que cotiza en la China continental cae alrededor de un 0,1% este viernes y dejó un mínimo de 11 años el miércoles, en los 7,0632 yuanes. El yuan de Hong Kong se cambia de manos en los 7,0755 por dólar.

La rebaja de la moneda más lenta de lo esperado envía señales de esperanza a los inversores de que China no se ha metido de lleno en una guerra de divisas, a consecuencia de las tensiones comerciales con EEUU. Esto ha enviado un modesto optimismo a los operadores que ha permitido rebotar a las bolsas. Las subidas de Wall Street del jueves han permitido borrar el declive del lunes, cuando el renminbi superó los 7 yuanes por dólar por primera vez desde la crisis financiera.

Aunque el banco central del país asiático atribuyó el movimiento a las condiciones de mercado y la presión de la guerra comercial con EEUU, la coincidencia en el tiempo con los nuevos aranceles del 10% decretados por la Casa Blanca sobre 300.000 millones de exportaciones chinas provocó una debacle en los mercados mundiales.

La respuesta de EEUU no tardó en llegar y el Departamento del Tesoro designó a Pekín como “manipulador de divisas” de forma oficial, una medida que permite al país imponer sanciones y pedir la asistencia del Fondo Monetario Internacional (FMI). Un yuan más débil convierte sus exportaciones en más atractivas, una ventaja injusta, según el presidente de los EEUU, Donald Trump, que su administración ha criticado desde el minuto cero. De hecho, las exportaciones de la segunda potencia mundial han subido en julio un 3,3% en términos anuales.

Pero el desplome de la moneda también incrementa las salidas de capital, por lo que el mercado también “estará atento a las medidas de control de los flujos de dinero”, apunta Stephen Innes, analista de VM Markets. Por otra parte, el experto también aconseja prestar atención a otras represalias del gigante asiático, como la venta de bonos del tesoro de EEUU, ya que el país es su mayor tenedor de deuda. No obstante, ve esta medida poco probable porque “debilitaría al dólar”.

"El anclaje diario del yuan ha sido un importante impulsor del mercado esta semana”, indica Innes, “pero hasta ahora los peores miedos se han evitado ya que el banco central chino no permite que la moneda se debilite sin motivo”, prosigue y señala que los operadores seguirán con mucha atención dónde está “la siguiente barrera”.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados