Análisis precio del petróleo

El Banco de España alerta de los riesgos de los ETFs de petróleo sobre los inversores minoristas

20/07/2020

Consulta el últimos análisis en profundidad y las noticias relativas al precio del petróleo

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
SAB 0,30 EUR 4,95% Operar
CABK 1,90 EUR 4,67% Operar
MAP 1,59 EUR 3,93% Operar
CIE 13,95 EUR 3,41% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Pilar Aranda, analista de Bankinter

Noticias del petróleo

El Banco de España alerta de los riesgos de los ETFs de petróleo sobre los inversores minoristas

El Banco de España alerta de los riesgos de los ETFs de petróleo sobre los inversores minoristas. Los riesgos se explican por:

  1. La velocidad a la que aumentan los fondos hacia este tipo de vehículos. Se han elevado además desde abril, coincidiendo con el desplome de los precios del petróleo (el futuro del West Texas llegó a situarse en negativo por primera vez en la historia).
  2. Un ETF suele replicar un índice, pero en el caso de ETFs de petróleo, además de la evolución de las compañías que componen el índice, pueden incluir contratos de futuros y derivados sobre el precio del crudo.
  3. La elevada volatilidad en el precio del petróleo puede llevar a fuertes pérdidas patrimoniales a los partícipes.
  4. Alertan del impacto que pueden tener estos ETFs sobre la economía real. Consideran que el mercado de derivados de petróleo termina impactando en el precio del petróleo físico porque muchos contratos están referenciados al WTI o Brent. Reclama que la supervisión debe ser más exhaustiva para evitar que la volatilidad impacte en el precio del crudo. 

El Banco de España enfatiza la precaución que debe tomarse cuando se invierte en ETFs relacionadas con el petróleo. Hemos reiterado en numerosas ocasiones los inconvenientes de invertir en este tipo de vehículos cuando se quiere replicar el precio del petróleo. Por un lado, los ETFs contratables invierten en compañías de petróleo, por lo que no reflejan la evolución real del precio del crudo. Por otro, por regulación, invertir en petróleo directamente es solo posible para inversores institucionales. Esto es así porque replican el precio del petróleo vía derivados y suponen un riesgo muy superior al no ser subyacente real. Podrían llegar incluso a tener problemas de liquidez. En nuestra opinión, invertir en petróleo conlleva hoy un riesgo elevado y reiteramos nuestra recomendación de no tomar posiciones todavía

Noticias anteriores del petróleo

23/04/2020

Rebote del petróleo ayer West Texas 13,8$ (+37,7%) y Brent 20,4$/barr. (+5,4%) tras conocerse que Trump ordenó a su Armada la destrucción de naves iraníes si consideran amenaza en el Golfo Pérsico. Esto implica un alza de la tensión geopolítica en un área clave para el crudo. En paralelo, hace dos días anunció que:

  1. Rellenará al máximo las reservas estratégicas. Podría hacerlo en +73M/barr., hasta 713M/barr.
  2. Está estudiando un plan de ayudas al sector, para evitar su quiebra e impacto en empleo.
  3. Podría limitar la llegada de barriles desde Arabia Saudí. En las próximas semanas llegarán en torno a 40M/barr. Arabia Saudí ha anunciado que está buscando rutas alternativas.

La tensión geopolítica puede provocar un alza del precio del crudo, pero solo de manera puntual porque no estimamos una intensificación del conflicto. El petróleo sigue atravesando un momento especialmente complicado. Lo que más preocupa a corto plazo es el almacenamiento, en un contexto en el que los depósitos tradicionales están en máximos. Ayer se conoció que una vez llenos los depósitos oficiales de crudo, buscan lugares alternativos como buques petroleros en altamar, oleoductos o vagones de mercancías.


22/04/2020

Donald Trump anunció ayer que aprovechará el precio mínimo del petróleo para rellenar al máximo las reservas estratégicas. Como referencia, la Reserva Estratégica es la más grande del mundo y cuenta con una capacidad de 713MBarr./día y hay almacenados 635Mbarr./día. Esto implica que podría añadir en torno a 73Mbarr./día adicionales. En paralelo comentó que estudia un plan de ayuda para el sector, que evite su quiebra y ayude al empleo. Finalmente, analiza la posibilidad de dejar de comprar petróleo a Arabia Saudí. 

A pesar de estas declaraciones, la evolución del petróleo es negativa. El Barril de West Texas cerró ayer en 11,1$ (-4,4%) y Brent 16,5$/barr. (-14,2%). Se volvió a ver afectado por los problemas de almacenamiento en EE. UU. que han llevado a que muchos tenedores de futuros prefieran renovar al vencimiento los contratos de junio antes de aceptar la entrega física, incluso pagando por ello. Esta situación ha sido provocada por la fuerte reducción de la demanda, agudizada por el confinamiento de la población y por la desaceleración económica a nivel global.

La noticia de Trump es positiva para el West Texas porque muestra su determinación en ayudar al sector, anuncia compras adicionales para la Reserva Estratégica, lo que reduce la oferta existente y la presión de la falta de almacenamiento.

Por otra parte, la posibilidad de paralizar las compras de petróleo a Arabia Saudí introduce una mayor presión para la OPEP para que incremente la reducción de producción. A pesar de todo ello, la situación que atraviesa el petróleo es muy complicada, y reiteramos nuestra recomendación de evitar el sector. Por un lado, la demanda se mantiene muy débil, -30% este año, en un entorno de desaceleración económica a nivel global por COVID-19. Por el lado de la oferta, la reciente reducción de producción por parte de los integrantes de la OPEP + (-9,7Mbarr./día), genera dudas acerca de la implementación de los recortes y de que esta reducción sea suficiente como para compensar la fuerte caída de la demanda. 


20/04/2020

Ayer los contratos de futuros sobre el West Texas con entrega en mayo y que vencen hoy cotizaron en negativo, hasta -38$/b. A su vencimiento el tenedor tiene que, o bien renovar al vencimiento de junio (es decir, vender el de mayo y comprar el de junio), o bien aceptar la entrega física. Pero el espacio de almacenamiento (el principal es el Cushing en el Oklahoma Hub) está prácticamente agotado y rolar el contrato a junio resulta muy complicado. Por ello, los de mayo no pueden trasladarse a junio y tienen que aceptar la entrega física. Esto implicó que tuvieran que pagar para evitarlo y ello llevó a cotizar en negativo. Esta situación fue provocada por la fuerte reducción de la demanda, agudizada por el confinamiento de la población y por la desaceleración económica a nivel global.

Las perspectivas que presenta el petróleo son negativas. Por un lado, la demanda se mantiene muy débil, -30% este año, en un entorno de desaceleración económica a nivel global por COVID-19. Por el lado de la oferta, la reciente reducción de producción por parte de los integrantes de la OPEP + (-9,7Mbarr./día), genera dudas acerca de la implementación de los recortes y de que esta reducción sea suficiente como para compensar la fuerte caída de la demanda. Además, la situación podría empeorar si las medidas de confinamiento se mantienen. Por un lado, porque el alza del desempleo en EE.UU. implica una reducción del consumo de petróleo. Por el otro, porque la temporada de verano, en la que aumenta exponencialmente el consumo de petróleo, este año estará afectada por el COVID-19. Por lo tanto, malas perspectivas para el crudo. En la práctica, la caída del precio del petróleo es positiva, porque nos permitiría encarar esta situación de desaceleración con un precio de energía muy barato, aunque en el corto plazo, esta situación genere incertidumbre en mercado. 


12/03/2020

La OPEP reduce con fuerza las expectativas de aumento de consumo de crudo para 2020 hasta 99,7 millones de barriles diarios (mbd) vs 100,7 millones de barriles diarios anterior vs 99,7 millones de barriles diarios en 2019. Atribuye esta fuerte revisión a la baja al impacto sobre la actividad económica del COVID-19. Además, calcula que la demanda de crudo a países de la OPEP se reducirá en -5,8%, hasta los 28,2 millones de barriles al día.

En paralelo, Saudí Aramco anunció la petición del Gobierno de ampliar producción hasta los 13 millones de barriles diarios desde 9 millones de barriles diarios. Esta decisión se produce en un contexto de guerra de precios con Rusia. Estas noticias provocaron una fuerte caída del crudo ayer (Brent 34,4$, -3,9%; West Texas 31,6$, -4,1%).

El no acuerdo por parte de la OPEP, el alza de producción, la reducción de precios por parte de Arabia Saudí, y la guerra abierta de precios (Rusia-Arabia Saudí), lastrarán con fuerza el precio del petróleo. A todo ello se une que el COVID-19 es un factor de desaceleración económica a nivel global y afecta especialmente a China, uno de los principales consumidores a nivel global. 

Análisis del sector del petróleo de abril

El Petróleo enfrenta una de las peores crisis de su historia. El coronavirus, la desaceleración global y la geopolítica, anticipan volatilidad y precio reducido

1. La demanda de petróleo cae más de -30% y no hay visibilidad en la recuperación

El confinamiento de la población por COVID-19 provoca caída de consumo de gasolina, menor actividad industrial y paralización de vuelos. Además, una vez superada la pandemia, la desaceleración global anticipa demanda débil. Como referencia, la OPEP redujo su estimación de demanda este año en -6,9MBarr./día hasta 92,8Barr./día desde 99,7Barr./día anterior. EE.UU. será determinante en la demanda. Es el primer consumidor mundial y preocupa el alza del desempleo y una temporada de verano (driving session) marcada por reducción de desplazamientos. El principal catalizador es el aumento de las reservas estratégicas aprovechando el precio, como ya han anunciado EE.UU. y China.

Demanda mundial petróleo

2. La oferta se reduce, pero no lo suficiente como para compensarla caída de la demanda

La OPEP + Rusia recortan producción en -9,7MBarr./día (aprox. 10% oferta global) en mayo y junio, y realizarán reducciones posteriores de menor cuantía hasta 2022. Nivel elevado pero insuficiente como para compensar la debilidad de la demanda (-30%). Además, existe el temor a que estos recortes no se implementen en un hipotético escenario de mayor tensión geopolítica. 

Oferta petróleo

3. Y todo ello en un contexto de tensión geopolítica

Arabia Saudí y Rusia, tras la guerra de precios de marzo, han acercado posiciones y acordado recortar producción. No obstante, cualquier tensión entre ellos impacta directamente. Además, varios productores (particularmente Rusia) consideraban que con los precios actuales el impacto sería irreversible en la industria de fracking americana: el coste de producción es muy superior al de Rusia y, sobre todo, al de Arabia Saudí. No obstante, la respuesta de EE.UU. es contundente: (i) Pondrá en marcha un plan para apoyar al sector y al empleo. (ii) Amenaza con limitar la llegada de barriles desde Arabia Saudí. (iii) Ha ordenado a su Armada la destrucción de naves iraníes si consideran amenaza en el Golfo Pérsico. Esto implica mayor tensión geopolítica en un área clave para el crudo. 

4. Los inventarios en EE.UU. estánen máximos, lo que provocó futuros del WT en negativo

La fuerte caída de la demanda en un contexto de misma producción ha llevado a un alza significativo de los inventarios a nivel global y particularmente en EE.UU. El espacio está prácticamente agotado y han tenido que recurrir a buques en alta mar, oleoductos o vagones de mercancías. Esto llevó a que los futuros sobre el West Texas con entrega en mayo cotizaran puntualmente en negativo, hasta -38$/barr. Sucedió porque el tenedor prefería renovar al vencimiento a junio, antes que aceptar la entrega física. Pero rolar el contrato a junio resultó especialmente complicado y tuvieron que pagar para evitar una entrega física. Esta situación fue una anomalía, pero podría repetirse en los próximos meses sino se produce una recuperación de la demanda. 

5. ¿Cómo actuar en este contexto? 

El momentum del petróleo es muy negativo y recomendamos Vender el Sector. La volatilidad será muy elevada y consideramos probable de nuevo el futuro del West Texas en negativo, de manera puntual. El sector sufre una de las mayores crisis de su historia y la visibilidad en su recuperación es todavía reducida, con demanda débil por desaceleración económica, auge de energías limpiasy tensióngeopolítica.

Por todo ello, reiteramos nuestra recomendación de VENDER el sector. Dentro del Sector Petróleo, muchas compañías han anunciado reducción de inversión y de remuneración al accionista y probablemente la tendencia se mantenga en los próximos meses. También se ven muy afectadas compañías de infraestructuras de petróleo, por menores inversiones de las petroleras. 

Descárgate el informe completo del precio del petróleo

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados