Fondo de inversión

¿Cómo se constituye un fondo de inversión? Aspectos clave

29/05/2020

Descubre cómo se constituye un fondo de inversión y cuáles son sus requisitos

Mercados:IBEX 35 Los mejores del día
Último Dif.
CIE 15,42 EUR 0,72% Operar
ELE 23,50 EUR 0,64% Operar
REE 17,05 EUR 0,15% Operar
IBE 10,73 EUR 0,09% Operar
Datos extraidos el a las
*Datos diferidos, al menos, en 15 minutos

Publicidad

Diccionario de finanzas claras

COMPARTIR EN REDES SOCIALES

Artículo escrito por: Redacción

¿Eres partícipe de un fondo de inversión y te has preguntado alguna vez cómo se constituye un fondo?  Si tienes dudas o curiosidad sobre cuál es el proceso hasta que un fondo sale a la luz, en este artículo vamos a tratar de explicar las claves principales.

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión es una Institución de Inversión Colectiva (IIC), es decir, es un instrumento de ahorro que aglutina las aportaciones hechas por un número de personas (los partícipes) que quieren invertir sus ahorros. El conjunto de todas estas aportaciones individuales se invierte en instrumentos financieros (acciones, valores de renta fija, derivados, divisas, índices, otros fondos, inmuebles…).

¿Cómo crear un fondo de inversión? Requisitos

Para crear un fondo de inversión se exigen varios requisitos:

  • Un patrimonio mínimo de 3 millones de euros.
  • Contar con un mínimo de 100 partícipes, que son las personas que invierten en el fondo.
  • Designar una sociedad gestora.
  • Designar un depositario.

Como toda Institución de Inversión Colectiva, los fondos deben obtener la autorización por parte de la CNMV, donde, además, quedan registradas  para su consulta pública (también se  registra el reglamento y el folleto informativo de la institución del que hablamos más adelante).

La solicitud para que la CNMV autorice el fondo debe incluir, además de una memoria, una acreditación de honorabilidad y profesionalidad de quienes desempeñen cargos de administración y dirección del fondo?

Aspectos claves a tener en cuenta de los fondos de inversión        

Participaciones 

Las participaciones son las partes iguales en las que se divide el patrimonio de un fondo de inversión. Las participaciones no son un número fijo, dependen de la compra de participaciones (suscripción) o venta (reembolso). De esta forma, el valor de las participaciones también varía. Las participaciones son valores negociables: si quieres invertir en un fondo de inversión, tienes que comprar participaciones (se denomina suscripción). Si quieres deshacerte de la inversión, tienes que vender tus participaciones (esto se llama reembolso).

El valor en un día concreto se le llama valor liquidativo del fondo de inversión. El precio, o valor de mercado, de cada participación oscila según la evolución de los valores que componen el patrimonio (las acciones, bonos, etc.), y se calcula diariamente dividiendo el patrimonio total por el número de participaciones en circulación en ese momento. En este sentido es la propia sociedad gestora la que vende o recompra las participaciones y publica diariamente en la página web de la entidad y en los demás lugares correspondientes el valor liquidativo de las participaciones.

Sociedad gestora

Invierte el capital aportado por los partícipes en los distintos activos financieros que constituyen la cartera del fondo (renta fija, renta variable, derivados, depósitos bancarios…).

La sociedad gestora del fondo explica tanto el tipo de activos en los que invierte (política de inversión) como el resto de las características del fondo (comisiones, posibilidad de sacar el dinero, riesgo que se asume, horizonte temporal...) en un documento llamado folleto informativo.

Entidad depositaria

Se encarga de la custodia del patrimonio del fondo y asume el control de la actividad de la gestora, en beneficio de los partícipes. Puede ser un banco, caja de ahorros o sociedad de valores.

Rentabilidad y rendimiento de un fondo de inversión

La rentabilidad que como partícipe tienes en un fondo de inversión se calcula como el porcentaje de variación del valor liquidativo entre la fecha de compra (suscripción) y la fecha de venta (reembolso), y puede ser tanto positiva o negativa.

Como la rentabilidad se mide para un tiempo determinado –entre la fechas de suscripción y la de reembolso–, no tiene porqué coincidir necesariamente con un año natural.

El rendimiento de un producto financiero suele expresarse en términos de interés anual, entonces para poder comparar el rendimiento de un fondo con el de otro fondo o con el de otros productos es necesario anualizar la rentabilidad.

Comisiones de un fondo inversión

Los partícipes de fondos de inversión pagan unas comisiones de gestión y depósito que son cargadas al fondo de forma directa, restándose del valor liquidativo, por lo que reducen la rentabilidad obtenida. También  pueden existir comisiones por la suscripción y  reembolso de participaciones, que también reducen la rentabilidad.

Las comisiones varían según los fondos, dentro de los límites máximos fijados por la ley.

Todas las comisiones y gastos deben detallarse en el folleto informativo del fondo.

Fiscalidad de un fondo de inversión

Lo más importante es que hasta que no se vendan las participaciones, no se paga impuestos por las plusvalías. La diferencia entre el valor liquidativo de las participaciones en el momento de su reembolso (venta) y el valor liquidativo en el momento de su suscripción (compra) representa la plusvalía o minusvalía de la inversión. Las plusvalías se consideran ganancias patrimoniales, por lo que se integran a la base imponible del ahorro, que actualmente tributa por tramos, en función de su importe total. Los traspasos entre fondos no computan a efectos fiscales.

En este artículo te explicamos qué tipo de fondos de inversión hay y cómo elegirlo y en la CNMV encontrarás desde un diccionario de fondos a toda la información sobre fondos que necesites.

Publicidad

Deja tu comentario Normas de uso

Para poder comentar debes estar logado y haber iniciado sesión

Iniciar sesión con Facebook Iniciar sesión con Twitter Iniciar sesión con Google+
Normas de uso máximo 1100 carácteres

Destacados